La oposición de Atzeneta anula la subida de impuestos aprobada por Compromís

Ens Uneix logra el apoyo para revocar el acuerdo adoptado en una sesión convocada de forma extraordinaria y urgente a principios de noviembre

La corporación municipal de Atzenta d'Albaida.

La corporación municipal de Atzenta d'Albaida. / A.A.

Sergio Gómez

Sergio Gómez

Ens Uneix ha conseguido anular la subida de dos impuestos y dos tasas municipales que a principios de noviembre sacó adelante el gobierno en minoría de Compromís en Atzeneta d'Albaida (con 4 de los 9 nueve concejales que conforman la corporación) en un accidentado pleno al que no pudo acudir la portavoz del PSPV.

Como informó este diario, la formación municipalista presentó un recurso con el que pidió la nulidad de aquel acuerdo plenario por considerar que no se había acreditado la urgencia de la convocatoria urgente y extraordinaria, comunicada a los grupos el día hábil anterior -un viernes cuando la sesión se celebró el lunes siguiente- con el resultado de que una regidora socialista no pudo estar presente al encontrarse de viaje.

Aunque, en un principio, en el pleno ordinario de este pasado 30 de noviembre únicamente se iba a dar cuenta de la solicitud de nulidad formulada por Ens Uneix, finalmente el alcalde accedió a la petición de los partidos de que la propuesta se sometiera a votación. En esta ocasión la oposición estaba al completo representada e hizo valer su mayoría en el consistorio para revocar la subida de impuestos con el apoyo del PP y PSPV.

De esta manera, queda paralizado y sin efecto el incremento inicialmente aprobado del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el impuesto de vehículos, la tasa de agua y la tasa de la basura. El alcalde de Atzeneta, Manuel Tomàs, defendió la premura con la que convocó la sesión extraordinaria de principios de noviembre ante la "necesidad de cumplir los plazos legales" para que las ordenanzas pudieran entrar en vigor el 1 de enero de 2024.

Tomàs también aseguró que intentó acordar la fecha de celebración del pleno con todos los grupos pero resultó imposible y justificó la subida impositiva por la "necesidad" de "cuadrar los presupuestos" y evitar "el desfase entre ingresos y gastos", en un contexto de subida del IPC.

"Se hizo deprisa, mal y sin planificación"

Para la portavoz de Ens Uneix, Elisa Nácher, sin embargo, la modificación de la ordenanza se hizo "deprisa y mal" y "no se planificó con tiempo". La regidora echaba en falta un informe "mucho más detallado" del aumento de impuestos propuesto —que ve innecesario y perjudicial para los vecinos en el escenario actual— a tiempo que recuerda que el alcalde "tiene dedicación exclusiva y debe saber cuáles son los plazos para hacer las cosas como marca la ley", por lo que cuestiona el razonamiento de que se agotaba el término para aprobar las ordenanzas. Nácher sostiene que el equipo de gobierno "no consensúa nada, nos lo da todo hecho" y pide más diálogo en caso de que se plantee alguna subida tributaria.

Con la modificación de las ordenanzas, el gravamen municipal del IBI en Atzeneta d'Albaida subía del 0,65% al 0,7%, mientras que el impuesto de vehículos aumentaba un 5% y la tasa municipal de recogida de la basura que pagan los vecinos iba a crecer en torno a un 20%.

El alcalde limitó el incremento de la contribución a "10 euros más por recibo" y defendió que la tasa del agua "no se toca el tramo de consumo normal", sino que se vería aumentada para quienes consumen más. "No es una subida desorbitada", insistió Tomàs, que admitió en cualquier caso la necesidad de efectuar un estudio con mayor profundidad de los ingresos municipales de cara al año que viene.

Respecto a la tasa de basura derivada del servicio que presta la Mancomunitat, Elisa Nácher reconoce que el coste va a subir sí o sí, por lo que recalca que "habrá que tomar una decisión a lo largo de la legislatura" sobre la necesidad de aumentar el recibo. Por ello llama a estudiar posibles opciones para intentar "mejorar la situación ecónomica".