Lluvia de dinero en Bufali para atraer habitantes

El municipio obtiene dos ayudas cuyo importe dobla el presupuesto anual del consistorio para comprar dos grandes casas abandonadas y transformarlas en 6 viviendas de alquiler asequible

Una de las dos casas que van a adquirirse en la calle Virgen de Loreto.

Una de las dos casas que van a adquirirse en la calle Virgen de Loreto. / Proyecto

Sergio Gómez

Sergio Gómez

Al Ayuntamiento de Bufali le ha tocado la lotería. Esta pequeña población de 150 habitantes de la Vall d'Albaida ha sido la mayor agraciada del último reparto de fondos de la Generalitat a través del plan Recuperem Llars, después de que su proyecto para conseguir atraer nuevos pobladores haya obtenido la máxima puntuación en la convocatoria y haya sido merecedor de dos ayudas que suman medio millón de euros.

Puede parecer poca cosa para un ayuntamiento grande, pero para Bufali esta cantidad representa más del doble del presupuesto de gastos que suele manejar la corporación local para un año completo, de unos 200.000 euros.

El municipio se encuentra en riesgo de despoblación y no dispone prácticamente de oferta de vivienda de alquiler, por lo que el consistorio presidido por Fani Mollà se lanzó a la caza de subvenciones con el objetivo de adquirir dos grandes casas abandonadas para rehabilitarlas y transformarlas en seis pisos espaciosos (el más pequeño de 62 m2 y el más grande de 114 m2) que serán arrendados a cambio de precios asequibles, con tal de favorecer la acogida de nuevas familias que están llamando a la puerta del ayuntamiento pero no encuentran casas adecuadas para establecerse.

Antes de cerrar los contratos de compraventa con los propietarios de los dos inmuebles seleccionados para la actuación, el ayuntamiento emitió un bando para que todos aquellos vecinos interesados en vender sus casas pudieran facilitar sus datos e inscribirse en la iniciativa.

Las dos edificaciones que van a adquirirse -tras realizarse un estudio de precios del mercado- para acoger los pisos sociales se ubican en la calle Virgen de Loreto. Según las memorias valoradas elaboradas por la arquitecta municipal, la primera tiene una antigüedad de 93 años, puesto que se construyó en 1930. El inmueble, con muchas carencias a subsanar, consta de tres plantas y 242 metros cuadrados incluyendo una antigua cambra, aunque la intervención de reforma prevista dejará paso a dos viviendas con una extensión total de 172 metros cuadrados. Su compra se estima en 61.517 euros, a los que hay que sumar 280.780 euros de la rehabilitación y 26.000 € de los honorarios. En total, 386.000 euros.

La otra casa data de 1940 y mide 404 metros cuadrados, al disponer también de tres alturas en las que podrían habilitarse hasta cuatro viviendas tras una intervención de remodelación "intensa" que se presupuesta en 503.965 euros, puesto que el inmueble -que se adquiriría por casi 70.000 euros- presenta numerosas deficiencias como consecuencia del paso del tiempo.

Otra de las casas abandonadas a rehabilitar.

Otra de las casas abandonadas a rehabilitar. / Ayuntamiento de Bufali

Aportaciones municipales

El desembolso previsto para ambas intervenciones bordea los 900.000 euros, por lo que el Ayuntamiento de Bufali tendrá que recurrir a aportaciones municipales y otras ayudas para completar los 400.000 euros restantes al margen de la inyección obtenida con el Plan Recuperem Llars, que se distribuye a lo largo de cuatro anualidades, hasta 2026.

"Hay familias que quieren establecerse en el pueblo, pero no puede porque no hay casas de alquiler", señala la alcaldesa

"Hay familias que quieren establecerse en el pueblo, pero no puede porque no hay casas de alquiler", recalca Mollà, que también espera más ayudas de la diputación para ampliar el parque de hogares. De momento, Bufali ya dispone de dos viviendas de alquiler sociales cuyos moradores pagan 200 euros a mes. "Hoy en día eso es un precio regalado", apunta la alcaldesa.

La última convocatoria del Recuperem Llars ha concedido 1,4 millones a seis municipios de la Costera, la Canal y la Vall d'Albaida para comprar casas, reformarlas y ofrecerlas como viviendas asequibles. Rotglà i Corberà ha obtenido dos ayudas que suman 210.325 euros, mientras que el consistorio de Carrícola ha resultado beneficiario de 456.885 euros, Montesa recibirá 80.000 €, Cerdà dispondrá de 74.989 euros y Bellús, de 63.000 €.