Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guía

Una zarzuela entre Lorca y Baroja

Les Arts apuesta por el género con "La tabernera del puerto" de Sorozábal, pieza imprescindible del teatro musical del siglo XX

Una zarzuela entre Lorca y Baroja

Una zarzuela entre Lorca y Baroja

El autor.

Pablo Sorozábal (1897-1988) había debutado en el género lírico musical escénico con la opereta «Katiuska» en 1931, tras doce años en Alemania donde había adquirido fama en la composición y la dirección. Entre sus obras más importantes hasta 1936 se cuentan «Adiós a la bohemia», adaptación de una obra teatral breve de Pío Baroja con libro del mismo novelista, de 1933, y «La del manojo de rosas», de 1934. En 1936 estrena en Barcelona l«La tabernera del puerto».

Los protagonistas

Marola (Marina Monzó). La soprano valenciana de 25 años presume de contar con una prometedora trayectoria internacional, pese a que hace tan solo tres años que debutó como soprano. Fue en el Teatro Real de Madrid, en la tercera edición de la Fiesta de la Lírica, donde compartió escenario con artistas de la talla de Juan Pons, Gregory Kunde o Carlos Álvarez. La valenciana obtuvo el segundo premio en el Concurso de canto organizado por Juventudes Musicales de España en 2015. Un año después debutó en Bilbao dentro de la temporada de ópera organizada por ABAO, en el rol protagonista de «La Sonnambula». El pasado marzo actuó en la Royal Opera House de Mascate (Omán).

Juan de Eguía (Ángel Ódena). Su gran versatilidad le ha llevado a interesarse por un gran espectro estético, aunque en el terreno en el que más se ha prodigado es en el operístico. Debutó en 1994 con «La Bohème» en el Teatro Petruzelli de Bari, comienzo de una carrera que incluye más

de 50 títulos.

Leandro (Antonio Gandia). Nacido en Crevillent, estudió en València con Ana Luisa Chova y con Alfredo Kraus en la Escuela Superior de Música Reina Sofía. Debutó con gran éxito en La Scala de Milán con «Beatrice di Tenda».

Simpson (Rubén Amoretti). El caso de Rubén Amoretti es tan especial que hasta tiene una película, un drama que le privó de la voz y le dejó sin trabajo. Se trataba de una enfermedad que hizo que este tenor ligero se transformara nada menos que en bajo.

La obra.

Vanguardia y costumbrismo. «La tabernera del puerto» tiene un aire «barojiano» obvio por el tema marinero, en esos personajes anti-heroicos y perdedores e incluso en el nihilismo «barojiano» cuando Ripalda dice que cree en Dios «pero muy poco». Pero además, como destacó el director musical Guillermo García-Calvo, en la música de Sorozabal, en el cromatismo de sus armonías, se asoma también la vanguardia de Federico García Lorca.

Acto I. Ripalda, dueño del Café del Vapor, está celoso del éxito de la taberna que regenta Juan de Eguía, que merma su clientela por la belleza de la tabernera Marola.

Acto II. Simpson previene a Leandro sobre un encargo que Marola va a pedirle: recoger con su barca un fardo de cocaína.

Acto III. En su barca, Leandro y Marola cantan su amor. La galerna se desata y ambos desaparecen en el mar. La gente lamenta su destino.

Dirección musical:

Guillermo García-Calvo. ? Nacido en Madrid en 1978, hizo su estreno operístico en España en 2011 con «Tristan und Isolde» en el Teatro Campoamor de Oviedo. En 2009 dirigió la nueva producción de «Macbeth» en la Ópera Estatal de Viena, poco después de haber debutado en la Deutsche Oper de Berlín con «La Cenerentola».

Dirección de escena:

Mario Gas. Ha dirigido más de cincuenta obras de teatro y ha sido director escénico de producciones operísticas cómo «La Traviata» o «Un ballo in maschera» de Giuseppe Verdi; «Madama Butterfly» de Giacomo Puccini y «L'elisir d'amore» de Gaetano

Donizetti.

Compartir el artículo

stats