Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

División en las artes escénicas por las polémicas ayudas del IVC

Los programadores defienden a Guarinos y Avetid pide un «cambio radical» en las bases

Los últimos premios Avetid en el Teatro Talía.

Los últimos premios Avetid en el Teatro Talía. Germán Caballero

La escena valenciana está dividida en dos. Así lo han demostrado varios colectivos profesionales que durante varios días se han dirigido comunicados y artículos de opinión (también en Levante-EMV) a raíz de la polémica surgida tras la resolución de las ayudas del Institut Valencià de Cultura (IVC), que, según aseguran algunos, está llena de «negligencias, errores y omisiones».

Estas organizaciones también han mostrado su disconformidad con la renovación del director del IVC, Abel Guarinos, ya que la conselleria no les consultó en su momento. Algunos de los colectivos que han encabezado esta crítica han sido la Associació de professionals de circ de la Comunitat Valenciana; la Associació professionals de la dansa de la C. Valenciana o la Federació espais teatrals independents. Algunos profesionales de la escena fueron más allá y pidieron abiertamente la dimisión de Guarinos a través de las redes sociales.

El último capítulo de la polémica lo protagonizó esta mañana la Associació d’empreses d’Arts Escèniques del País Valencià (Avetid), quien hace 14 meses anunció haber roto sus conversaciones con la Conselleria de Cultura por su «inacción» y «errores graves en el enfoque de su política cultural». «En su momento pedimos un cambio radical en las bases reguladoras de las ayudas. Veíamos venir lo que pasaría si no cambiaban las cosas», criticó Avetid en un comunicado, donde denunció una «desconexión entre las buenas intenciones a nivel político y la puesta en práctica». «Se han hecho esfuerzos presupuestarios, pero no son suficientes». Según la asociación, la conselleria les ha comunicado recientemente que han comenzado a trabajar en un cambio en las bases, «pero desconocemos quien está discutiendo esto y en qué dirección. No se puede hacer un cambio así de espaldas al sector», aseveró.

Por otro lado, los programadores del Circuit Cultural Valencià, entidad integrada por el IVC y más de 90 entidades, emitieron ayer un comunicado en apoyo a Guarinos y a la política llevada a cabo por la entidad que dirige. «No podemos dejar pasar que estas ayudas han pasado en cinco años de 1.276.940 euros (2015) a 5.000.000 euros (2020 y 2021) y pese a que no son perfectas, ahora sabemos quién y por qué reciben subvención con total transparencia», valoraron.

Compartir el artículo

stats