"Cada vez hay más visibilidad femenina en el cómic"

La valenciana Ana Oncina ha recibido el segundo premio en los Manga Awards de Japón con su primer cómic de manga

La ilustradora reivindica la gran variedad de estilos en el sector

La valenciana Ana Oncina.

La valenciana Ana Oncina. / Levante-EMV

«Ni me acordaba que había presentado ‘Just Friends’ a los Manga Awards de Japón». Ana Oncina (Elda, 1984) acaba de recibir el segundo premio de esta 17 º edición otorgada anualmente por el Ministerio de Exteriores de este país para reconocer la labor de autores extranjeros en la difusión de la cultura japonesa y los intercambios culturales a través del manga.

La sorpresa fue máxima para esta valenciana, que recuerda a Levante-EMV que se encontraba en el Salón del Manga de Barcelona cuando recibió la llamada. Fue la propia editorial quien presentó la obra al certamen. «Les dije que sí, pero no pensaba que fueran a premiarla. No me lo podía creer», explica emocionada.

«Just Friends», de Planeta Cómic, es la primera obra de estética y narrativa manga de Oncina. En ella, narra la historia de Erika, una adolescente bastante solitaria que quiere pasar tranquila el verano. Sin embargo, la joven tendrá que disfrutar de las vacaciones en un campamento, en el que conoce a Emi, con quien compartirá sus vivencias.

Oncina siempre ha estado influenciada por la estética manga, ya que desde pequeña creció leyendo este tipo de cómics, aunque nunca se había decidido a dar el paso. «Me tiré a la piscina con esta apuesta porque es la primera obra no autobiográfica», indica. Sus obras, «Croqueta y empanadilla» y «Un paseo por Japón», se caracterizan por el humor y las referencias personales. «Mis cómics siempre han tenido referentes europeos y americanos», explica.

«Planeta»

La valenciana acaba de publicar su último cómic «Planeta». La historia se centra en Valentina, quien vive en una pequeña cabaña en medio del bosque con su perra Sopa. Cada noche, la protagonista tiene un sueño en el que vive aislada en otro planeta con Ane, su «pareja», con la que parece tener una conexión. En esta obra, Oncina retoma sus referencias europeas y americanas, aunque no descarta reanudar el manga.

Portada de "Planeta".

Portada de "Planeta". / Levante-EMV

La ilustradora lanzó «Croqueta y empanadilla» en 2014, cuando se encontraba estudiando el último año del grado de Bellas Artes. «Fue casual porque pensaba que no podía vivir de esto», indica. Durante los primeros años, lo compaginó con otros trabajos, aunque actualmente se centra exclusivamente en el cómic y la ilustración. La obra ganó el premio del público en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona en 2015 y fue nominada al Premio a la mejor obra española en Ficomic. Además, en 2017 la valenciana fue incluida en la lista Forbes de los creadores menores de 30 años más influyentes del momento en Europa. En los últimos años ha publicado «Los f*cking 30» (Zenith, 2019), las historias «Neko Grl» y «Mangaka» en Planeta Manga (2019, 2020) y ha colaborado en la antología «Voces que cuentan» (Planeta Cómic, 2021).

La ilustradora reconoce que durante los últimos años el cómic está viviendo su mejor momento, ya que existe una gran variedad de estilos. «Hay mucha más visibilidad y, sobre todo, cada vez hay más visibilidad femenina», concluye.