La etíope Letesenbet Gidey es una leyenda del atletismo en València. Logró el récord del mundo de 5.000 en 2020, el de 21K en 2021 en el Medio Maratón (1:02:54) y en 2022 todas las miradas estaba puestas en ella, con el récord del mundo en su debut en el maratón como gran objetivo.

Pero la prueba estrella del atletismo es imprevisible y su compatriota Amane Beriso dio la gran campanada al escaparse antes del kilómetro 35, aún en tiempos de récord del mundo, para acabar entrando en meta con un tiempo de 2:14:58, lejos del 2:14:04 de Brigid Kosgei, pero siendo la mejor marca de la prueba y la tercera de la historia.

Con solo cuatro maratones en su historial (Dubai, Mumbai, Praga y Toronto) a sus 31 años, la etíope hizo historia en València, instantes después de que Kiptum destrozara también el récord de la prueba en categoría masculina.

Solo Kosgei y Ruth Cepngetich, ambas en Chicago, han logrado mejor tiempo que ella en la historia, con 2:14:18 para la segunda de ellas.

Letesenbet Gidey y Amane Beriso, grandes protagonistas del Maratón de València F. Calabuig

La victoria no parecía peligrar en principio para Gidey, debutante en la distancia, aunque los parciales de la primera mitad de la carrera ya no apuntaban a un récord del mundo que estaba fijado en 2:14:04.

Tenían que completar el maratón a un ritmo de 3:11 por kilómetro para batir el récord de Brigid Kosgei en Chicago en 2019.

Soñaba con convertirse en la primera atleta (tanto mujer como hombre) en poseer los récords de 5000, 10000, medio maratón y maratón y lo logró, pero la gloria se la llevó Amane Beriso.

Días atrás, Gidey ya había destacado que “en València me si siento como en casa. Tenía otras ofertas pero mi primera opción era debutar en València. Es algo que decidí junto a mi equipo tras batir aquí el récord del mundo”.

122

GALERÍA | Todas las imágenes de la Maratón Valencia Trinidad Alfonso Francisco Calabuig | Eduardo Ripoll

Últimos kilómetros

A los 30 kilómetros, Gidey logró ponerse por primera vez por debajo de los tiempos de récord del mundo, pero no tardó en perder la cabeza de carrera. Ya en solitario, Amane Beriso no logró mantener los parciales para lograr el récord del mundo, pero bajó de la barrera de 2:15 para hacer historia en València. Y además, con hasta siete mujeres por debajo de 2:19:00.