Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balance

La economía sumergida emplea a 95.500 valencianas por el tirón del sector servicios

La caída de la población activa y el retorno de las extranjeras a sus países de origen lograron reducir la tasa de paro en 2014

El balance social y laboral de 2014 sobre la situación femenina en el mercado de trabajo de la Comunitat Valenciana constata una reducción de 48.000 desempleadas en comparación con el año anterior, si bien refleja importantes desigualdades en comparación con los hombres. Y sobre todo llama la atención el hecho de que 95.500 trabajadoras (el 12 % de la población activa de la autonomía) permanezcan ocupadas en la llamada economía sumergida, según indica el informe Situación socio-laboral de las mujeres, presentado ayer por la Secretaria de la Dona de Comisiones Obreras.

Este estudio, realizado a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Ministerio de Empleo, destaca la diferencia entre la población femenina ocupada y las que realmente cotizan a la Seguridad Social. Esas casi 96.000 trabajadoras que no figuran en las altas del INSS representan el 15 % del empleo femenino en la provincia de Alicante, donde esta práctica laboral es más acuciante. Además, las actividades del sector servicios relacionadas con los ámbitos de la hostelería, turismo y comercio alicantino son las que más han tirado del empleo. Mientras Alicante ha visto aumentar su tasa de ocupación en un 7,9 % con 21.600 nuevos puestos de trabajo, no ha ocurrido lo mismo en la de Valencia, donde persiste la destrucción de empleo.

Aunque mejoran las perspectivas laborales de cara a 2015, en términos generales, la precariedad laboral se acentuará entre las mujeres durante el presente ejercicio, según la secretaria de la Mujer y de Políticas de Igualdad de CC OO-PV, Cándida Barroso, y la responsable de Organización y responsable de Mujer de UGT-PV, Elvira Ródenas. Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora (8 de marzo), estas dirigentes sindicales aseguraron que la situación de las mujeres en 2014 ha sido «peor» que la de 2013. Y prevén que empeorará, aunque no lo atribuyen a la crisis ni a la situación económica, sino a una cuestión «ideológica».

El informe sobre las mujeres trabajadores también destaca que la disminución del desempleo femenino se debe sobre todo a un descenso de la población activa en 25.200 personas. Según Comisiones, eso tiene que ver con el retorno de la población extranjera a sus lugares de origen u otros destinos; así como al retraso de la incorporación de las jóvenes al mercado de trabajo porque deciden seguir con sus estudios (han disminuido en 13.400 las mujeres activas de entre 16 y 24 años). Y existe un tercer motivo: la salida o abandono del mercado de las mujeres de entrono a los 30 años por maternidad. Respecto al empleo por cuenta propia (el 13 % del total), 4.400 mujeres que trabajaban como autónomas han tenido que cerrar sus negocios. Y tres de cada diez asalariadas trabajaron a tiempo parcial durante 2014.

Compartir el artículo

stats