Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manises pierde otra veintena de rutas pero sigue conectada a grandes capitales

La capacidad aérea en septiembre se prevé un 70 % inferior a la de 2019, cuando batió récords

Actividad en el aeropuerto de València durante este verano insólito.

Actividad en el aeropuerto de València durante este verano insólito. daniel tortajada

Las malas cifras que está dejando el turismo en España impactan también en el aeropuerto de València. No solo por el menguado volumen de pasajeros, sino también en la estrategia de las aerolíneas, que comienzan a podar sus mapas de vuelos.

Ryanair, por ejemplo, el principal transportista de pasajeros en Manises y gigante del low cost europeo, va a suprimir aproximadamente una decena de rutas del aeropuerto de València. Y es que pese a que la capital ha entrado en los planes de prácticamente todas las grandes aerolíneas, la caída de la ocupación de los aviones y las escasas reservas por los rebrotes, las restricciones y las recomendaciones de no volar de los grandes mercados emisores, han llevado a las compañías a reajustar sus programaciones.

Así, según se observa en la web de Ryanair, el gigante irlandés va a dejar de volar en septiembre a ciudades que sí está operando en agosto, como Oporto, Copenhague, Marsella, Budapest, Turín, Trieste, Bari, Palermo o Cagliari.

En línea con esto, las estimaciones de la oficina de Turismo de València apuntan también que algunas rutas, como las que Volotea pretendía abrir con Nantes o Lyon, se aplazan a octubre; y se pierden otras, como la que realiza Lauda con Stuttgart; la de Colonia, Basilea o Toulouse de EasyJet; Hamburgo con Eurowings; las conexiones que operaban o previstas en el norte de África (Tánger, Fez, Marrakech); la de Catania...

Cabe destacar que son estimaciones orientativas, que las aerolíneas pueden cambiar habida cuenta de que las previsiones se toman a muy corto plazo conforme evolucionan las reservas.

La pérdida de las rutas (y de frecuencias) se asume como un hecho inevitable en el actual contexto sanitario y los apuros de la industria aeronáutica. Se estima que este próximo mes, todavía dentro de la temporada de verano, Manises contará con un 30% de las plazas que tenía el año pasado, histórico a todos los niveles. Y no se cuenta con que la ocupación sea muy elevada. Es decir, un 70 % menos.

La parte positiva es que la diversidad de aerolíneas que trabajan en Manises permite cubrir algunos de estos huecos ya que en varios de estos destinos compiten diferentes compañías. Se ha perdido la conexión con alguna capital importante, pero se trata por lo general de ciudades secundarias de mercados bien conectados.

En general, la foto fija que ofrece Manises para septiembre es la de una València conectada a 41 ciudades europeas, con un total de 62 rutas de diferentes compañías, aproximadamente. Especialmente relevante es que las grandes compañías, antiguas aerolíneas de bandera, mantienen la conectividad con los aeropuertos internacionales, pese a que en algunos casos se reduzcan drásticamente las frecuencias semanales.

Así, grupos como Lufthansa, British Airways, Turkish, IAG, KLM o Tap van a mantener en septiembre vuelos a los hub de Munich, Frankfurt, Zurich, Estambul, Madrid, Barcelona, Amsterdam o Lisboa, aeropuertos de conexión desde donde salen y a donde llegan vuelos transoceánicos. Moscú y Roma son de momento los dos grandes aeropuertos a los que aún no se ha regresado.

En medio de toda esta tormenta, los esfuerzos de promoción turística se centran en el mercado español, que sí ha tenido un comportamiento positivo en València. «Estamos en un momento de mucha inestabilidad, trabajando con acciones en el mercado nacional, que es el que podía comportarse mejor, y hemos conseguido mantener un 65% de pernoctaciones nacionales. El objetivo es seguir trabajando en la estrategia para estar en las mejores condiciones cuando esto pase. Seguir trabajando en promoción, digitalización y sostenibilidad, que son los elementos que van a condicionar la competitividad de los destinos a largo plazo», señala el responsable de la oficina Visit València, Antoni Bernabé.

Compartir el artículo

stats