30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal insta a las empresas a hacer PCR masivas a sus plantillas tras las vacaciones

El presidente de la CEV asegura que lo prioritario es evitar que las mercantiles tengan que paralizar su actividad - Navarro asegura que, en general, las firmas recurren al sector privado para acelerar los análisis

Máquina de diagnóstico microbiológico del Hospital La Fe que analiza hasta 3.500 PCR diarias.

Máquina de diagnóstico microbiológico del Hospital La Fe que analiza hasta 3.500 PCR diarias. eduardo ripoll

Septiembre no solo es el mes del inicio del curso escolar, sino también el de la vuelta de muchas personas al trabajo tras el paréntesis vacacional de agosto, en esta ocasión condicionada por la crisis del coronavirus y los rebrotes que se están disparando en las últimas semanas. No es el caso de los que han podido emplearse en el sector turístico y hostelero de esta temporada aciaga o en el comercio y otros servicios, pero sí el de buena parte de la industria, la construcción y algunas actividades del sector terciario.

Ante esta tesitura, la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) ha instado a las mercantiles de la autonomía a que realicen masivas pruebas PCR a todos los trabajadores que en los próximos días se reincorporen al trabajo tras el período de vacaciones, según explicó ayer a este diario el presidente de dicha organización, Salvador Navarro. Se trata, según dijo, de que, tras la movilidad de tantas personas en las últimas semanas y la relajación propia de los días de descanso laboral, las empresas garanticen que ningún empleado regresa a su puesto de trabajo enfermo o con la capacidad de contagiar a otros compañeros. Por tanto, recomendó que las mercantiles propicien que sus plantillas se hagan la mencionada prueba unos días antes de su regreso.

Parálisis

Navarro incidió en que es fundamental evitar que una empresa tenga que paralizar su actividad durante un tiempo por haberse colado en su interior un trabajador afectado por la covid-19. El presidente de la patronal autonómica reiteró que «lo deseable es que el empleado que vaya a volver se haga la prueba unos dos días antes» de consumarse su regreso.

Y tal vez sea demasiado tarde, sobre todo si la PCR se realiza a través del sistema público, que está empezando a mostrar síntomas de colapso ante el elevado número de estas pruebas que se están efectuando precisamente por el aumento de los rebrotes. Hay casos en que los resultados pueden demorarse una semana o más. Si el empleado puede teletrabajar y no tiene síntomas de enfermedad, puede seguir su labor desde casa, pero quienes tienen que acudir a su centro de trabajo se pueden ver paralizados, sin estar contagiados, durante días hasta que obtienen los resultados.

Es un retraso que afecta tanto a los que regresan de las vacaciones como a los que están trabajando durante la temporada normal. Como consecuencia de ello, el presidente de la CEV indicó que, en cualquier caso, lo fundamental es que los análisis de las PCR «se hagan lo más rápido posible,no importa si es en un centro privado o en uno público». No obstante, precisó que las empresas valencianas, en general, están yendo al sector privado, pese a los costes añadidos que les suponen, para lograr esos resultados de forma urgente. Salvador Navarro indicó al respecto que, «ante el colapso del sector público, lo que están haciendo las firmas de la autonomía es recurrir principalmente a las mutuas, pero también a laboratorios y hospitales privados» para acelerar el proceso.

Seguridad

El presidente de la CEV recordó que, desde la implantación del estado de alarma a mediados del pasado marzo, durante el confinamiento primero, la posterior desescalada y en esta etapa actual de nueva normalidad en la que el virus ha vuelto a expandirse de forma peligrosa, un número considerable de empresas ha estado abierto sin que se hayan producido contagios, al menos de un nivel que obligara al cierre.

El caso más claro, según Navarro, es el de los supermercados, que permanecieron abiertos incluso en las peores jornadas de la primera fase de la pandemia. También el de las numerosas empresas agroalimentarias valencianas que nutrieron a las firmas de distribución y garantizaron el suministro de comida y bebida a la población. Es por este motivo por el que el dirigente empresarial aboga también por el regreso de los estudiantes al colegio de forma presencial, siempre que se pongan en marcha todos los protocolos que eviten una propagación de los contagios.

Compartir el artículo

stats