Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guerra abierta entre los ingenieros valencianos

Nueve colegios de profesionales superiores rechazan que los equiparen con los técnicos porque es como «si un naturópata ejerciera de médico»

Representantes de los colegios de ingenieros superiores que rechazan la equiparación. | LEVANTE-EMV

Representantes de los colegios de ingenieros superiores que rechazan la equiparación. | LEVANTE-EMV

Nueve colegios oficiales de ingenieros superiores de la Comunitat Valenciana firmaron ayer un comunicado conjunto para rechazar su equiparación con los ingenieros técnicos. El decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana, Salvador Puigdengolas, advirtió de que es como «si un naturópata pudiera ejercer como médico». Los ingenieros técnicos aseguran que es «absurdo» acusarles de buscar la homologación e insisten en que no quieren invadir competencias. Eso sí, subrayan que «el título de grado de ingeniería debe ser suficiente para acceder a una plaza de ingeniero del subgrupo A1 de la Generalitat», extremo que rechazan los titulados profesionales. Los colegios de ingenieros superiores representan a 10.000 profesionales valencianos y los de técnicos a 11.000.

La polémica surge por la ley de Función Pública Valenciana (LFPV) y la posibilidad de que los ingenieros técnicos puedan optar a las mismas plazas que los superiores (la antigua categoría A). Los colegios oficiales de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos; Industriales; Minas de Levante; Montes; Navales; Telecomunicación de la Comunitat Valenciana; y Químocos de la Comunitat Valenciana rechazaron la homologación y cargaron contra la campaña de los «ingenieros técnicos que conduce a la confusión». Los decanos lamentaron que «se pretenda confundir a la sociedad en vez de ayudar a la consecución de una administración pública excelente en la que prime el esfuerzo, el mérito y la capacidad y que esté suficientemente dotada para hacer frente a los grandes desafíos a los que nos enfrentamos».

Los representantes de los ingenieros superiores han remitido sendas cartas mostrando su posición al presidente de la Generalitat, Ximo Puig; a la consellera de Administración Pública, Gabriela Bravo; y al presidente de las Corts, Enric Morera. Los colegios insisten en que para obtener una plaza de funcionario del subgrupo A1 para ejercer la profesión de ingeniero se debe tener el máster universitario habilitante.

Por su parte, los ingenieros técnicos reclaman que se suprima la obligación del máster universitario habilitante para que no haya agravios comparativos con otras comunidades autónomas («como Galicia») que no lo exigen.

Regina Monsalve (presidenta del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Valencia y Castelló) insistió en que no buscan la equiparación. «No nos vamos a meter en sus competencias. Lo que nos preguntamos es por qué los ingenieros (técnicos) valencianos tienen menos derecho que los gallegos», subrayó. En un comunicado conjunto, los colegios de ingenieros técnicos incidieron en que «cualquier trato diferenciado respecto a otros graduados españoles o europeos supone una discriminación injustificada».

Compartir el artículo

stats