Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La factura de la luz para las familias numerosas valencianas: "No es un lujo, es necesidad"

Los nuevos tramos tarifarios suponen un gasto extra en las economías domésticas que en estos hogares «son muy ajustaditas» - El mayor uso de la lavadora o el lavavajillas es imprescindible al ser más personas en casa

La factura de la luz para las familias numerosas valencianas: "No es un lujo, es necesidad"

La factura de la luz para las familias numerosas valencianas: "No es un lujo, es necesidad"

La subida de la luz ha cogido de improvisto la economía de muchas familias y personas, más si cabe en la situación de pandemia que se encuentra el país y la merma económica que muchos están sufriendo. En muchos hogares resulta difícil poner una sola lavadora o un solo lavavajillas al día. Una situación que se ve incrementada en el caso de las familias numerosas.

Así lo afirma Silvia Burillo, delegada de la Asociación Alicantina de Familias Numerosas en Alicante (ASAFAN), una entidad que reivindica sus necesidades y actualmente realiza cursos de formación e información para mejorar la economía de estas familias.

«Todavía estamos por empezar a recibir las primeras facturas, es un poco difícil ver cuanto va a aumentar. Nosotros tenemos la bonificación del bono social de la luz y se nota con respecto a otras personas que sí pagan más, pero ahora que de repente tengamos una gran subida, sí nos va a afectar», indica.

Cada casa y cada familia es un mundo pero «las economías de las familias numerosas van siempre muy ajustaditas y tenemos muy prorrateado a lo largo del año lo que va de luz, agua y otros gastos. Cualquier cosa que nos altere nos suele, al menos, incomodar. Y toca ajustarlo por otro sitio».

El recibo de la luz aún no les ha llegado pero, de momento, sí ha trastocado los hábitos y rutinas.

En casa de Silvia Burillo pronto serán siete. Tiene cuatro hijos y uno en camino. «Antes no pensaba a qué hora poner el lavavajillas, ahora sí, espero a ponerlo por la noche, después de cenar y cuando ya lo hemos recogido todo, espero a que esté lleno del todo y aguanto un poco más», destaca desde ASAFAN.

No solo las cenas se han visto alteradas, también los desayunos. «El otro día, a las 7.15 de la mañana estaba desayunando y al ver la hora, mi marido puso el lavavajillas para no coger el tramo con el precio más alto. Le comenté que se esperará a que acabara de desayunar y vimos que había que enchufarlo ya, si no se terminaba el periodo del precio intermedio», señala. Y añade, «vamos acelerados en ciertas cosas y estoy viendo que he tenido que modificar mis conductas».

El único hábito que no se ha modificado en este hogar es la cocina. «En casa tengo gas y esta nueva medida no me afecta».

Al ser una familia numerosa, la organización es fundamental para poder conciliar. Uno de los electrodomésticos que más consume es la lavadora. Básico y esencial en cualquier hogar. Más si cabe en una familia numerosa.

«Antes ponía una o dos lavadoras al día. Ahora con estos horarios tengo que programarla muchas veces para poder seguir haciéndolo». Y que la factura a final de mes no suba a las alturas.

Conciliación familiar y laboral

La conciliación familiar es un término que muchas familias desean hacer realidad. Si antes era difícil, ahora costará aún más. «Esta medida no ayuda para nada a la conciliación: condiciona y nos genera aún más obligaciones. Añadir algo que altere los horarios no ayuda en absoluto».

Desde la Asociación Alicantina de Familias Numerosas reivindican que el hecho de tener varios hijos te obliga a tener rutinas. Y esta es obligatoria para que no te suba la factura. Por su parte, Silvia Burillo hace hincapié en las necesidades que ocasiona y no los lujos. «En el uso de los electrodomésticos es donde nosotros tenemos algo de control. En el resto es difícil. Aunque vamos detrás de nuestros hijos para que apaguen la luz y levanten la persiana para aprovechar la luz solar durante el día, no siempre lo conseguimos. Con tantos niños es complicado que no se dejen una encendida o vuelvas a casa y sin darse cuenta, se hayan dejado alguna lámpara enchufada».

Esta madre de familia numerosa, a finales del mes pasado, no le dio importancia a esta subida tarifaria. Pese a anunciarlo en los medios de comunicación, pensó que no iba a afectar tanto a la economía doméstica pero, conforme fueron pasando los días, fue consciente del agravio que supone.

Mayor consumo

Desde esta asociación de familias numerosas piden al Gobierno que tengan en cuenta su idiosincrasia concreta. «Por el volumen de hijos que tenemos es algo que debe de tenerse en cuenta, mejorando nuestro bono social. Por necesidad nos vemos obligados a un mayor consumo. En el caso de que necesitemos poner dos lavadoras, podemos poner una por la noche pero no te vas a levantar a las cuatro de la mañana a tender una y poner la otra. ¿Cómo lo hacemos? Hay familias con ocho miembros, seis hijos y dos padres, que se ven obligados a poner dos lavavajillas al día, uno para la comida y otro para la cena. Hay que tener en cuenta que, como en otras muchas cosas, que para nosotros gastar más luz o agua no es un lujo sino una necesidad», subrayan.

« Esto ha sido la guinda del pastel pero, ahora mismo, en la situación en la que estamos, cuantos más hijos tienes más sufres económicamente», incide la delegada de la asociación en Alicante.

«Café para todos»

El anunció que realizó la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en el que se considerará como familias numerosas a las monoparentales con dos hijos, en la futura ley de diversidad familiar, es recibida por ASAFAN como «café para todos».

«Pretenden meter a un colectivo totalmente diferente en el nuestro. No tenemos nada en contra de las monoparentales, parece que a las familias numerosas se las encasilla en lo tradicional y no es así. Hoy en día la familia tradicional con varios hijos es minoritaria. Tenemos familias reconstituidas, muy diversas, que lo que tienen en común es el número de hijos. Si aquí metes a familias donde el número de hijos no es representativo como familia numerosa, la tendrás que ayudar desde otra perspectiva», manifiesta.

Desde ASAFAN «reivindicamos bonificaciones en el agua, el IBI de la casa o el impuesto de circulación, no por capricho sino porque somos muchos y lo necesitamos. Eso se pierde con las familias monoparentales», afirman.

Compartir el artículo

stats