Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los fondos intentan comprar hoteles con un 30 % de descuento

La mayoría de las operaciones en la C. Valenciana fracasa porque los empresarios no están dispuestos a malvender su patrimonio

Edificio de Expo Hotel de València, que está en venta por 35 millones de euros. | J.M. LÓPEZ

Edificio de Expo Hotel de València, que está en venta por 35 millones de euros. | J.M. LÓPEZ

Los fondos de inversión están intentando comprar hoteles en la Comunitat Valenciana con un 30 % de descuento. La mayoría de las operaciones fracasa porque los empresarios no están dispuestos a malvender su patrimonio. Los inversores se han centrado en València y Benidorm. En la capital del Túria sobresalen las operaciones del establecimiento Expo Hotel de Nuevo Centro (por el que compiten tres grandes fondos) y el edificio de la plaza del Ayuntamiento del grupo Casual Hoteles (que está cerca de cerrar el traspaso a un fondo francés).

Los empresarios escuchan ofertas tras la peor crisis que ha sufrido el sector en su historia por la pandemia del coronavirus. Los grupos hoteleros han estado meses sin facturar y con gastos financieros muy altos.

Si durante el año 2019 sobresalió la gran actividad de inversión directa por parte de las cadenas hoteleras, ahora los protagonistas son los fondos de inversión, que copan más del 50 % de las operaciones. «Esto se debe al gran impacto de la covid-19 y a la necesidad de los empresarios hoteleros de recuperar su actividad normal antes de hacer frente a posibles expansiones», según un análisis de la consultora inmobiliaria BNP Paribas. La mayoría de los inversores procede de fuera de España. El capital nacional se redujo el año pasado al entorno del 20 %, lo que supone una bajada de más de la mitad en comparación con 2019.

El verano pasado los fondos de inversión se frotaban las manos con la oportunidad de hacer negocio en la Comunitat Valenciana, pero se han encontrado con la resistencia de los propietarios. «El mercado está muy raro. Nada tiene un precio claro. A mí me han trasladado ofertas un 30 % más bajas de las que rechacé (antes de la pandemia)», asegura el fundador y CEO de Casual Hoteles, Juan Carlos Sanjuán. El empresario valenciano ultima la venta de su hotel de la plaza del Ayuntamiento a un fondo francés y ahora cierra los detalles para seguir como inquilino a largo plazo. La cadena ha negociado la operación con un fondo español, otro israelí y el francés que ha tomado la delantera.

En la Comunitat Valenciana, el mercado ha estado muy parado a la espera de grandes operaciones en los próximos meses. Las compras de hoteles se quedaron el año pasado en los 5,5 millones de euros en dos operaciones en Valencia y Alicante frente a los 303 millones de euros de 2019 en 18 transacciones. La última gran operación en la Comunitat Valenciana se cerró en la primavera de 2019 cuando la firma Atom (una sociedad de inversión cotizada en bolsa -socimi- de Bankinter) compró a la compañía Colony Capital el edificio del hotel Meliá València por 45 millones de euros.

El consultor inmobiliario Rafael Codoñer advirtió la semana pasada en una mesa debate organizada por el Colegio de Economistas de Valencia que «los inversores en activos hoteleros aseguran que hay pocas oportunidades». Una de ellas es la de los activos del grupo Selenta, propietario de Expo Hotel. Los fondos internacionales Goldman Sachs, Stoneweg y Lone Start han entrado en la fase final para comprar los inmuebles de la cadena que están valorados en más de 400 millones. De forma paralela, el grupo ha sondeado la venta por separado del Expo Hotel de Nuevo Centro.

Compartir el artículo

stats