Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reapertura social reanima la venta de ropa, joyas y coches

Las ramas industriales ligadas a la movilidad elevan su facturación en abril por encima del resto

Una clienta visita un local comercial de Sagunt. | D. TORTAJADA

Una clienta visita un local comercial de Sagunt. | D. TORTAJADA

La mejoría sanitaria ha permitido que las autoridades hayan ido abriendo la mano progresivamente con las restricciones y el éxito de la vacuna ha conseguido que por fin la sociedad empiece a vislumbrar el principio del fin de la pandemia. Como resultado de esa reapertura y de ese mayor optimismo, los bienes estrella que se demandaban en tiempos de confinamiento van dejando paso a los vinculados a esa movilidad y mayor socialización hacia la que parece camina de nuevo el mundo tras más de 15 meses.

Así se refleja al menos en la estadística de facturación industrial de abril, publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En términos absolutos, las ventas de la industria valenciana fueron las terceras que mejor se comportaron respecto al mismo mes del ejercicio previo y crecen un 97,6 % interanual, muy por encima de la media estatal (69,4 %).

La fuerte subida —la mayor desde el inicio de la serie en 2002— se debe a que abril fue el mes del confinamiento y el cierre de toda actividad no esencial. Así, todos los sectores industriales crecen ahora en comparación con aquel mes negro, si bien un análisis más detallado deja síntomas de que la población se va preparando para la nueva normalidad y la industria lo percibe.

Según el INE, la fabricación de vehículos de motor , remolques y semirremolques es la actividad que más se dispara, un 687,5 % interanual. Le siguen los artículos de joyería y bisutería (310,2 %) y la confección de prendas de vestir (305,9 %). Mientras que otras también ligadas a actividades exteriores como el calzado y el cuero crecen lo suyo (197,4 %). La fabricación de muebles también destaca por su robustez y sube un 244 %.

En cuanto a facturación por mercados, las ventas en la zona euro son las que más rebotan (88,7 %), mientras que las dirigidas a terceros países crecen un 65 %, casi idéntica evolución a las interiores (64,8 %). En los cuatro primeros meses del año, la facturación de la industria acumula un aumento medio del 13,7%.

La hostelería pierde un 6,8 % de empleos en la crisis

Pese a los ERTE y su vinculación con el mantenimiento del empleo, la hostelería valenciana ha visto menguar sus plantillas en un 6,8 % desde el inicio de la crisis sanitaria según los datos del INE territorializados por la Conselleria de Economía. Es la única rama del sector servicios que no ha recuperado el nivel de ocupación prepandemia en la Comunitat Valenciana. Atendiendo al volumen de negocio, los bares y restaurantes son también los que acumulan más pérdida de facturación en el primer cuatrimestre (-25,7 %). Por su parte, el comercio registra un 12 % de aumento de ventas entre enero y abril de 2021 respecto al mismo tramo de 2020.

Compartir el artículo

stats