Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Argelia contrata a la filial de Air Nostrum de lucha contra los incendios forestales

Plysa logra su primera adjudicación internacional de servicios aéreos contra el fuego tras haber colaborado con el país norteafricano este verano

Uno de los aviones de Plysa durante una descarga. | LEVANTE-EMV

La filial de Air Nostrum Plysa (Planificación y Soluciones Aéreas) ha resultado adjudicataria del contrato para los servicios de extinción de fuegos forestales en Argelia. Es el primer contrato internacional que suscribe la empresa de trabajos contra incendios de los socios de la valenciana Air Nostrum.

La empresa fue finalmente elegida tras comprobar la eficacia de sus medios logísticos y materiales este verano, según un comunicado de la firma. Plysa ha estado colaborando en las labores de extinción de incendios que se han librado en el norte de Argelia estas últimas semanas.

El embajador de Argelia en Madrid, Toufik Milat, expresó ayer su agradecimiento a los dirigentes de Plysa por su colaboración en la extinción de los incendios de este verano. «En nombre del Gobierno de Argelia y en el mío propio, quiero trasladarles nuestro reconocimiento por la rapidez con la que Plysa atendió la demanda de ayuda cursada por mi país, así como manifestarles la satisfacción de nuestras autoridades por el desarrollo de la operación, la calidad de los medios empleados y la profesionalidad de sus tripulaciones», declaró.

Carlos Bertomeu, presidente de Air Nostrum y máximo accionista de la aerolínea y también de Plysa, defendió que la prevención y la extinción de los incendios forestales constituyen una forma de lucha contra el cambio climático y la desertificación. «Plysa se ha preparado durante los últimos años para ofrecer las soluciones tecnológicas más avanzadas en dicho campo y este primer contrato internacional resulta esperanzador porque viene a premiar nuestro esfuerzo», destacó Bertomeu.

Plysa atendió en 24 horas la solicitud de ayuda argelina para colaborar en la extinción de los múltiples incendios forestales que ya habían arrasado miles de hectáreas y causado más de 70 muertos en el norte del país.

La empresa valenciana, en coordinación con la embajada de Argelia en Madrid, envió el 14 de agosto una primera aeronave y personal de apoyo a la localidad de Béjaïa para ayudar en la lucha contra el fuego. Ante las dimensiones del siniestro, Plysa mandó días después a la zona una segunda aeronave, que también entró inmediatamente en acción. Ambos aviones permanecerán en ese país durante la vigencia del contrato.

Los responsables argelinos encargados de las labores de extinción pudieron comprobar la precisión de las descargas que realizaban los aviones de Plysa sobre el área y la rapidez de las intervenciones, así como la posibilidad del repostaje en caliente, según destacó la compañía. Esta singularidad permite una actividad casi continua con tiempos muy reducidos entre vuelos.

En la actualidad Plysa, cuya base principal está en València, tiene contratos con la Xunta de Galicia y con el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. La compañía también tiene bases operativas en Andalucía, Cataluña y Galicia.

Compartir el artículo

stats