Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ITC y Exagres trabajan en el desarrollo de mobiliario urbano cerámico ecodiseñado

El centro tecnológico castellonense también estudia la creación de sistemas cerámicos para mejorar la eficiencia energética de los edificios

Exposición de mobiliario urbano en el ITC. | LEVANTE-EMV

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE) alberga en el patio central de su sede del Campus del Riu Sec de la Universitat Jaume I de Castelló la exposición de mobiliario urbano cerámico ecodiseñado en el marco del proyecto Place que se ha llevado a cabo gracias a la colaboración, entre otras, de la firma azulejera Exagres, y que se ha agrupado en tres propuestas: Quemaca, Quebongo y Quetabu.

Quemaca es una hamaca de elevada durabilidad, bajo mantenimiento y totalmente desmontable construida con baldosas cerámicas. Quebongo consiste en unos asientos en forma de taburete fabricados con piezas cerámicas fuera de stock y apiladas unas sobre otras y Quetabu consta de un conjunto de taburetes y mesa con superficie fabricada en cerámica de bajo valor comercial colocada de forma perpendicular al suelo para conferirle capacidad drenante, por lo que aunque lloviera, la superficie quedaría seca. El espacio cuenta con una serie de paneles explicativos además de diversas plantas e iluminación que lo convierte en un lugar acogedor y propicio para la reunión y convivencia al aire libre.

A través de Place se ha desarrollado una plataforma colaborativa cuyo objetivo es, según fuentes del centro tecnológico castellonense, «fomentar la compra pública ecológica por parte de las administraciones o grandes compradores. Es decir se trata de facilitar en la demanda del mercado la incorporación de requisitos ambientales a través del ecodiseño en las empresas».

En el proyecto Place (Plataforma Colaborativa de Ecodiseño), también han participado el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidimme) y el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), todos ellos miembros de Redit, la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana.

Desde ITC-AICE se definieron e identificaron en su momento más de 80 estrategias de ecodiseño aplicables a las distintas etapas del ciclo de vida de los muebles urbanos y también las diferentes maneras de comunicarlos, por ejemplo, mediante autodeclaraciones ambientales de producto, declaraciones del perfil ambiental de producto o huellas de carbono, además de aplicar criterios ecológicos y el uso de mejores técnicas disponibles para los sectores del plástico, madera, cerámica, hormigón, metales, y otros.

Esta documentación, ya revisada por las empresas colaboradoras en Place, está disponible en la plataforma, siendo fundamental para guiar a las empresas a la hora de fabricar productos más respetuosos con el medio ambiente y a los licitadores para especificar criterios ambientales en sus pliegos.

El Instituto de Tecnología Cerámica también está trabajando en el proyecto Rooftiles, cuyo objetivo es proponer y evaluar sistemas cerámicos para cubiertas que ayuden a mejorar la eficiencia energética de los edificios reduciendo el efecto ‘isla de calor’ en las ciudades. Estos sistemas se están estudiando tanto para edificios de nueva construcción, como para la rehabilitación de cubiertas de obra ya edificada.

Compartir el artículo

stats