Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cítricos acaparan el 47% del regadío valenciano pese al abandono de campos

El predominio de las explotaciones de agrios se mantiene en la última década, con una superficie total de 159.000 hectáreas, el 53 % de España

Vista aérea de una finca de cítricos en La Safor. | LEVANTE-EMV

La última encuesta de superficies y producciones anuales de cultivo en la Comunitat Valenciana -elaborada por la Generalitat y correspondiente al año 2020- revela que los cítricos acaparan el 47% de las tierras de regadío de esta autonomía al alcanzar las 159.098 hectáreas. Esta autonomía, según el citado informe estadístico de la Conselleria de Agricultura, eleva a 338.348 hectáreas la extensión de cultivos que se pueden regar, frente a las 316.421 hectáreas de secano.

El predominio de las explotaciones de agrios en Valencia, Castelló y Alicante se mantiene a pesar del alarmante abandono de campos durante la última década, en la que se han perdido al menos 18.000 hectáreas. La causa de este abandono de tierras de cultivo de cítricos hay que buscarla en la pérdida de rentabilidad, la falta de relevo generacional en las propiedades familiares, así como en la transformación de esas tierras citrícolas en otros frutales o cultivos en busca de mejores resultados económicos.

El informe sobre la distribución general de la tierra en la Comunitat Valenciana, que aglurina una superficie global de algo más de 2,32 millones de hectáreas, indica que las tierras cultivables ocupan 654.769 ha., frente a las 165.204 de prados y pastos, 1.183.110 de terrenos forestales y 323.306, de otros espacios (entre los que se incluyen terrenos improductivos, superficies no agrícolas, ríos y lagos).

«Ranking» de cultivos

Después de los cítricos (la Comunitat Valenciana acapara el 53 % de la superficie de España), el resto de frutales ocupan el segundo lugar en el «ranking» valenciano de tierras de cultivo de regadío, con 48.001 hectáreas. Mientras tanto, el tercer puesto lo ocupan los viñedos, con 27.413 hectáreas. A continuación, figuran las hortalizas (22.846 ha.) y los olivos, que ocupan 14.169.

La superficie agrícola de la Comunitat Valenciana disminuyó en 2020 un 0,83% respecto al año anterior, es decir, en 1.335 hectáreas. Este balance permite concluir que los agricultores valencianos dejan de cultivar alrededor de 3,6 hectáreas al día, una extensión equivalente a cinco campos de fútbol.

Además, la Comunitat Valenciana lideró el ‘ranking’ nacional de tierras agrarias sin cultivar. Por eso, las organizaciones agrarias AVA-Asaja y la Unió de Llauradors lamentan que la autonomía continúa ostentando el triste honor de encabezar la mencionada estadística nacional de tierras agrarias baldías con 162.902 hectáreas. Las comunidades autónomas que le siguen en superficie no cultivada son Castilla-La Mancha (161.075 hectáreas), Castilla y León (127.297 Ha), Andalucía (126.144 Ha) y Aragón (108.634 Ha), todas ellas a pesar de contar con mucha mayor extensión geográfica. España en su conjunto alcanza las 1.027.534 hectáreas yermas tras incrementarse este año en un 1,18%.

Los cultivos valencianos que más superficie perdieron en 2020 fueron viñedo (1.100 hectáreas menos que en 2019), cítricos (556 ha. menos, que bajan 1.786 ha. en el caso de las mandarinas) y caqui (la reducción de 282 hectáreas supuso un punto de inflexión en su tendencia al alza).

Compartir el artículo

stats