Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PUERTOS

Los Puertos de València y Barcelona aceleran la electrificación de sus muelles y el uso de energías limpias

Los primeros portacontenedores y cruceros se conectarán a las zonas electrificadas del recinto catalán a finales de 2023 mientras el valenciano se adelanta en el uso del hidrógeno verde

Aurelio Martínez, presidente de la la APV, y Emilio Nieto, director del Centro Nacional del Hidrógeno

Los Puertos de València y de Barcelona han puesto en marcha esta semana diversas iniciativas para fomentar el uso de las energías limpias entre las navieras y los principales operadores de la cadena de transporte marítimo con vistas a reducir emisiones de CO2 durante los próximos años. El recinto catalán ha anunciado que invertirá más de 110 millones de euros en la electrificación de los muelles, un proyecto a largo plazo que se empezó a plantear a principios de 2020 y que se visualizará a finales de 2023 , cuando los primeros buques portacontenedores y cruceros se enchufen a la luz y paren sus motores de gasóleo cuando estén atracados en sus instalaciones. Mientras, el emplazamiento del Grao se convertirá el año que viene en el primero de Europa en contar con una estación móvil de suministro de hidrógeno.

El presidente de la Autoridad Portuaria de València, Aurelio Martínez y el director del Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2), Emilio Nieto, firmaron ayer un convenio para impulsar el hidrógeno en estas instalaciones portuarias. La 'hidrogenera 'del Puerto de València estará ubicada en el Bracet de la Gità. Esta estación móvil de suministro de hidrógeno está siendo desarrollada por el CNH2 en el marco del proyecto europeo H2PORTS y cuenta con una inversión total de 4 millones de euros. Proporcionará combustible a los prototipos de grúas apiladoras de contenedores y de cabezas tractoras en los patios de las terminales de mercancías de las navieras Mediterranean Shipping Company (MSC) y del Grupo Grimaldi.

Emilio Nieto aseguró que “València es el puerto pionero y emblemático de Europa en el desarrollo de tecnologías del hidrógeno. Había mucha competencia de otros lugares pero se seleccionó el proyecto valenciano porque era el más completo e innovador", explicó el máximo responsable de esta entidad del Gobierno central. En esa línea, el responsable de Valenciaport destacó que esta iniciativa se suma al "objetivo estratégico de tener un equilibrio energético en 2030”.

Alianzas en Hamburgo

La APV, según Martínez, está comprometida con la lucha contra el cambio climático y la descarbonización a través de diferentes acciones. Entre esos proyectos acaba de adjudicar la construcción, acometida y dirección de obra de la subestación eléctrica en la que se van a invertir más de 7,8 millones de euros.  La subestación hará posible que los buques se conecten a la red eléctrica general una vez atracados en muelle, utilizando energía limpia. Además, la APV ha suscrito una alianza con la Autoridad Portuaria de Hamburgo (HPA), para generar proyectos de esta energía limpia con el apoyo de los programas que está poniendo en marcha la Unión Europea.

La APV ha suscrito una alianza con la Autoridad Portuaria de Hamburgo para generar proyectos de energía limpia

decoration

Antonio Torregrosa, presidente de la Fundación Valenciaport, avanzó ayer que también se quiere ampliar el uso del hidrógeno en otros ámbitos portuarios. En concreto, "se están estudiando iniciativas con prácticos, el transporte terrestre o la naviera Baleària", apuntó el máximo responsable de esta entidad. Además, con la multinacional Stadler (con fábrica de trenes en Albuixech) investigan el desarrollo de una locomotora para desplazamientos internos dentro del puerto valenciano .La electrificación de las terminales es una de las acciones que están llevando a cabo los recintos portuarios más importantes del mundo y que se suma al compromiso que está realizando el transporte marítimo por la reducción de emisiones y la lucha contra el cambio climático con actuaciones concretas.

Inversiones en Barcelona

El Puerto de Barcelona tampoco se queda atrás y esta semana su ambicioso proyecto ‘Nexigen’ para descarbonizar la actividad portuaria y mejorar la calidad del aire. De ese total de 110 millones de euros, 90 millones corresponden a las inversiones que se harán en los sistemas OPS (Onshore Power Supply) para conectar los barcos a la red eléctrica general una vez estén atracados, utilizando energía limpia con certificación de origen 100% renovable. Los 20 millones de euros adicionales son necesarios para desplegar la red que incluye una subestación eléctrica, la conexión en alta tensión en la subestación Ronda Litoral de Red Eléctrica y el despliegue de la red de media tensión por todo el recinto portuario.

El objetivo es que en 2030 el recinto catalán tenga electrificados todos los puntos de atraque de los cruceros, el muelle Prat y las terminales de ferris de la dársena de Sant Bertran y el muelle de Costa, eliminando 66.000 toneladas de CO2 y 1.234 toneladas de NOx (óxido de nitrógeno) de las emisiones de la actividad portuaria. Eso quiere decir "reducir el 38% del NOx y del CO2 emitidos por los barcos durante su estancia en muelle y eliminar el 22% de las emisiones de NOx y CO2 de toda la actividad portuaria", comentó el presidente del Puerto de Barcelona, Damià Calvet, durante la presentación del proyecto 'Nexigen'.

Compartir el artículo

stats