Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria

La empresa Armón se quedará con Barreras, el mayor astillero privado de España

El grupo de Navia puso sobre la mesa el pago de 14,2 millones de euros, una oferta superior a la de presentada por Gondán

Hijos de Barreras, en Vigo. MARTA G. BREA

El grupo Armón, con sede en Navia, será el propietario de las instalaciones del astillero gallego Hijos de J. Barreras si la magistrada encargada de dirigir la liquidación de la sociedad, Amelia Pérez, comparte la valoración de los administradores concursales de la empresa. Los gestores de Tahice Legal, sociedad elegida para conducir la quiebra, ha remitido al Juzgado de lo Mercantil su informe de valoración. A su juicio, la compañía asturiana que preside Laudelino Alperi es la mejor opción para los más de 60.000 metros cuadrados de superficie del puerto de Vigo.

"No existe riesgo razonable de que con la adjudicación de la UPA (unidad productiva) de la concursada a dicha sociedad pueda producirse un nuevo fracaso empresarial en la zona”, zanjan los administradores concursales. Armón supera así, siempre para los gestores del astillero, a la oferta formulada por Gondán, el otro astillero asturiano.

Armón, que ya tiene instalaciones en Vigo (además de en Navia, Gijón y Puerto de Vega) puso sobre la mesa el pago de 14,2 millones de euros e inversiones de entre 4 y 6 millones para mejorar las instalaciones de Barreras. Eso sí, solo prevé mantener una veintena de trabajadores, de los casi 120 que componen a día de hoy la plantilla de la empresa.

Astilleros Gondán, por contra, se comprometió a subrogar por completo el cuadro de personal. Ha pesado en su contra el menor desembolso por las instalaciones, de 4,5 millones, si bien su presidente, Álvaro Platero, advirtió que abonaría un millón de euros más por los terrenos privados del astillero vigués y garantizó el desmontaje de la antigua nave de Aucosa, en unos trabajos valorados en otro millón de euros. Contiene amianto.

No han tenido en cuenta los administradores el hecho de que Gondán sí tenga cartera de trabajo en firme para Hijos de J. Barreras. Se trata de dos CSOV (buques de apoyo a plataformas eólicas marinas) de casi 90 metros de eslora para la armadora Edda Wind. Son dos contratos preadjudicados y en los que el astillero vigués ya tiene experiencia; el Edda Fides, para la misma armadora, se ensambló en Beiramar.

Este informe de la administración concursal se remite después de que las demás partes personadas hicieran lo propio en las últimas semanas. Primero lo entregó la propia Hijos de J. Barreras, propiedad del entramado empresarial tejido por Douglas Prothero y el fondo Oaktree y que dejaron la sociedad con deudas de 100 millones de euros. Escogieron la vía Armón por ser la más generosa en lo económico y a pesar de que el despido de un centenar de trabajadores conllevará pagos de unos 8 millones de euros, que serán detraídos de lo que quede para pagar a acreedores.

La plantilla, en alegaciones formuladas por UGT, CCOO y CIG fue rotunda: Gondán es la mejor solución. No solo por haber preasignado ya contratos a Barreras, sino por el montante de las inversiones para modernizar el astillero y, sobre todo, por garantizar en pleno los contratos.

La entrega del informe de los administradores concursales no es el paso definitivo para conocer el destino final de los terrenos de Hijos de J. Barreras. Será la titular del Mercantil 2 de Pontevedra, con sede en Vigo, la que dictará la decisión.

Compartir el artículo

stats