Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares

Restaurantes de Ibiza reducen a la mitad los servicios por falta de trabajadores

Destacan varios problemas a la hora de contratar: el alto precio del alquiler de la vivienda, que muchas personas no tienen papeles en regla y falta de cualificación para los puestos

Falta de trabajadores en Ibiza. J. A. Riera

Mediados de mayo, campaña turística en marcha y la mayoría de empresas de Ibiza no ha conseguido, todavía, completar las plantillas. Y tal y como está la situación en la isla, con precios de alquiler desorbitados, temen no conseguir personal suficiente para los meses fuertes de la temporada. "No me llega ni un currículo, cero", lamenta Florence Borgati, propietaria de la tienda La Maison d’Ibiza, en el centro de Vila.

En el escaparate han colgado un folio con la frase que más se repite en la mayoría de los establecimientos: ‘Se necesita personal’. Hace unas semanas acometieron obras de ampliación en el local y necesitan un dependiente más para hacer frente a la carga de trabajo. "Como somos pocos estamos todo el día aquí metidos, de 9 a 21 horas", explica. Ofrecen una jornada a tiempo completo de lunes a sábado durante seis meses, con posibilidad de contrato indefinido. "Pero ni siquiera así vale porque el gran problema es el alto coste del alquiler", asegura.

En la misma situación está Diana Mihalcea, responsable de dos restaurantes y un café-concierto en la bahía de Sant Antoni. En su caso, han tenido que reducir el horario de apertura por la falta de personal. En los dos restaurantes han servido siempre comidas y cenas. "Ahora solo hacemos el horario nocturno porque no tenemos suficientes cocineros", explica. Ofrecen 2.500 euros mensuales a quien asuma este rol.

"Nos está costando mucho más contratar que otros años", reconoce. Y es que también necesitan camareros. "Normalmente empleamos a muchos ingleses y el brexit ha puesto trabas para la contratación. También nos llegan muchos argentinos sin papeles y, por otra parte, hay un porcentaje alto de personas que no tienen nada de experiencia", sostiene.

Respecto a esto último, la presidenta de la Asociación de Directores de Hotel (ADEH) en Balears, Alicia Reina, propone que el Servei d’Ocupacio (SOIB) forme a la gente que está en paro en sectores específicos. "Esto permitiría tener a gente cualificada y poder introducirla en el mercado laboral", apunta.

También el restaurante La Farándula, en Sant Antoni, ofrece hasta cinco puestos de trabajo como camarero, runner, barman o dj y son varios los obstáculos que está encontrando. El primero, el alojamiento. "Hay personas que nos han mandado currículos que, al hacer la entrevista, nos han dicho que no encuentran dónde vivir y que cuando se les termine la estancia de una semana que habían cogido en un hostel para ir buscando alojamiento, se van", sostiene el director del local, Carlos Miranda. La segunda traba es que no hay personal cualificado disponible. "El puesto de barman es muy complicado, por ejemplo, y los que están especializados en ello ya están cogidos", lamenta.

De recoger decenas de currículos años anteriores desde el mes de marzo a no tener ni uno en la recámara en pleno mayo. Lo dice la encargada de una tienda de lencería en el centro de Ibiza, que prefiere no dar más información del local. "Llevo nueve años aquí y en mi vida había visto esto", subraya. "Entre el alquiler, que está imposible, y que ahora quien quiere trabajar puede hasta elegir dónde hacerlo, tenemos un problema muy preocupante", añade. "Con lo que es Ibiza y lo que sabemos que vamos a facturar, no sabemos cómo vamos a dar respuesta a la demanda", zanja.

Ofertas en internet

Estos son solo cuatro ejemplos de los cientos que hay actualmente. Los empresarios no solo cuelgan letreros en la puerta para contratar personal, lanzan las ofertas por WhatsApp, Telegram y páginas de internet. También las redes sociales tienen un papel fundamental para llegar a los trabajadores.

Por ejemplo, en Facebook hay varios grupos que con las palabras clave ‘empleo en Ibiza’ buscan captar profesionales. "Se solicitan oficiales y peones con papeles y curso de 20 horas", reza uno de los anuncios junto al teléfono al que tienen que llamar los interesados. "Se busca chico/a que tenga un mínimo conocimiento de cocina para trabajar en una hamburguesería de Sant Antoni. Sería trabajo de verano con posibilidad de todo el año. Cinco días a la semana, 40 horas y 1.600/1.800 euros al mes", se lee en otro.

Y es que, como dice la propietaria de dos restaurantes, Mihalcea, para ciertos puestos, como el de cocina, es imprescindible un mínimo de conocimientos. "Para otros igual puedes aprender en una semana", indica.

"Empresa multiservicios requiere oficial de albañilería en horario de lunes a jueves de 9 a 16.30 horas y viernes de 9 a 14 horas", escribe un empresario. "Se necesita persona mayor de 23 años, sería y responsable, con conocimientos de inglés, para trabajar de dependiente en un estanco en la zona de Platja d’en Bossa. Imprescindible residir en Ibiza durante todo el año y se valorará tener carnet de conducir", reza el siguiente.

También hay alguno, aunque de forma muy minoritaria, que ofrece la posibilidad de alojamiento, como un restaurante en Sant Carles, que busca "plantilla con experiencia" para cubrir vacantes de cocinero, ayudante de cocina y camarero.

Y entre tanta oferta, las prisas y la necesidad de formalizar las contrataciones. Hay muchos anuncios que ni siquiera especifican cuál es el local donde se ofrece el trabajo ni las condiciones para desempeñarlo. "Se necesita friegaplatos/repartidor en la zona de Cala de Bou", es la única explicación. "Restaurante en Santa Eulària necesita camarero, preferiblemente que viva en la zona y con papeles en regla para trabajar solo por la noche", dice otro.

Infinidad de ofertas que se repiten cada día y que, según los propios empresarios, no parece que vayan a desaparecer en todo el verano.

Compartir el artículo

stats