50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los agricultores valencianos mayores de 65 años acaparan la mitad de las ayudas directas de la UE

Los menores de 40 años solo aglutinan el 5% de unos fondos que benefician a 43.400 personas, la mitad que hace una década

Agricultores en un campo de hortalizas de la provincia de València. Matias Segarra

Los agricultores de la Comunitat Valenciana mayores de 65 años acaparan casi la mitad de las ayudas directas que concede la Unión Europea a través de los diversos programas de la Política Agraria Común (PAC), un porcentaje que contrasta con el 38,64% de la media de España incluida en este segmento de edad y refleja por tanto el envejecimiento de la población rural y la falta de relevo generacional. Estas subvenciones representan una partida de 76,58 millones de euros en la autonomía, según constata el último balance del Fondo Español de Garantía Agraria (ejercicio 2020), frente a los 3.553,33 millones de euros del conjunto de España y los jóvenes menores de 25 años tan solo captan el 0,33% de la cuantía económica, mientras que los agricultores que tienen entre 25 y 40 años aglutinan el 4,7%. Del 45,59% restante se benefician los propietarios de explotaciones agrarias que tienen entre 40 y 65 años, según fuentes del Fega (Ministerio de Agricultura).

En la distribución de las ayudas para los planes de desarrollo rural (que son cofinanciadas por la Comisión Europea, el Gobierno de España y la Generalitat), que se elevaron a 25,15 millones de euros en 2020, los mayores de 65 años consiguieron el 29,7% de las ayudas, los de 40 a 65 hasta el 58,06%, los de 25 a 40 años el 11,2% y los menores de 25 años, tan sólo el 1,04% del total.

Otro dato que llama la atención es que las ayudas directas de Bruselas benefician a 43.400 personas de la Comunitat Valenciana, la mitad que hace una década. La merma de beneficiarios valencianos de la PAC, tal como vienen denunciando las organizaciones agrarias, es progresiva desde los últimos tiempos. En 2013 se presentaron en el territorio valenciano un total de 91.702 expedientes de ayudas y el desplome de solicitudes se observa desde 2014, año previo a la actual PAC, por el efecto del incremento del umbral mínimo necesario para recibir pagos directos (100 euros en 2015, 200 € en 2016, y 300 € desde el año 2017).

La merma de beneficiarios valencianos de la PAC es progresivo desde los últimos tiempos.

decoration

Las estadísticas oficiales corroboran el envejecimiento de la población agraria y la citada falta de relevo generacional que padece el sector agrario español y que lidera la Comunitat Valenciana. Un reciente estudio elaborado por la Asociación Valenciana de Agricultores a partir de los datos del Censo Agrario 2020 concluye que la Comunitat Valenciana registra la edad media de los jefes de explotaciones agrarias más alta de España con 64,4 años. La edad media agraria nacional está tres puntos por debajo, con 61,4 años. Esta autonomía también ostenta el mayor porcentaje de agricultores mayores de 65 años, los cuales representan el 50% de los 100.259 titulares totales. Por el contrario, únicamente el 0,3% de los agricultores valencianos tiene menos de 25 años. En otras palabras, uno de cada dos jefes de explotación agraria en la Comunitat tiene más de 65 años y solo uno de cada 300 tiene menos de 25 años.

Programas para jóvenes

Fuentes del Ministerio de Agricultura atribuyen el mayor porcentaje de jóvenes perceptores de ayudas de desarrollo rural (en 2020 fueron 24.727 personas en toda España, el 16,11%) a la existencia de una línea de apoyo denominada «Programas de incorporación de jóvenes». Se trata de una de las líneas con más peso económico en los programas de desarrollo rural, ya que todas las comunidades autónomas dedican una parte importante de su presupuesto para potenciar el relevo generacional, según las fuentes, buscando una menor burocracia para facilitar su incorporación.

Además, la mayoría de los jóvenes que logran apoyo en esos programas para la primera incorporación reciben a la vez ayudas directas a través de la reserva nacional de derechos de pago básico. "El deseo de los jóvenes perceptores de la PAC, ante la entrada en vigor de las nuevas ayudas en 2023, se resume en una menor burocracia y más recursos de apoyo para hacer rentables sus explotaciones", aseguran fuentes de las organizaciones agrarias.

Compartir el artículo

stats