La crisis sociosanitaria del coronavirus ha visibilizado grandes deficiencias no solo a nivel estructural, sino también social. Los centros hospitalarios han sido amargos testigos de cómo la muerte es capaz de poner fin a una vida, pero cómo a través de esta la sociedad aprende a valorar aspectos tan importantes como el tiempo, invirtiéndolo en personas y acciones que nos hagan más felices.

Y es que, en estos tiempos tan convulsos en los que la covid-19 parece trazar un presente desalentador en el que la Comunitat Valenciana ha arrojado las peores cifras de mortalidad desde el inicio de la pandemia, es más necesario que nunca paliar y revertir estos efectos. 

En este sentido, debemos prepararnos para retomar la normalidad, especialmente si ha fallecido alguno de nuestros seres queridos. Cuando alguien muere deja un vacío profundo en cuanto a sus relaciones personales, pero también respecto a las profesionales, laborales, jurídicas y sus bienes.

Así, ordenar el patrimonio después del fallecimiento es una pesada tarea que recae legalmente sobre los herederos a través de la herencia, el denominado el proceso sucesorio.

Qué es el testamento y cómo se tramita

Lejos de la falsa concepción de que las herencias son “cosas de muertos”, son trámites dirigidos a personas muy vivas que atraviesan un trance muy amargo y se enfrentan al duelo.

La herencia es un proceso jurídico que permite repartir el patrimonio del finado y poner a nombre de los herederos los bienes adjudicados para poder seguir disponiendo de ellos, como explican desde Serrano Abogados, el despacho valenciano experto en herencias y sucesiones.

Serrano Abogados, referente autonómico en herencias y sucesiones Levante TV

Cuando alguien fallece, sus bienes no se transmiten automáticamente a los herederos, sino que se convierten en lo que se llama “herencia yacente”. En este punto, es necesario que los herederos acepten la herencia mediante la firma de una Escritura de Aceptación y Partición de Herencia. Pero, ¿cuáles son los trámites que se precisan para realizar una?

  • Certificado de defunción. El primer paso es obtener el Certificado del Registro de Hábitos de Última Voluntad y el Certificado del Registro de Seguros con Cobertura de Fallecimiento.
  • Títulos sucesorios. Se denominan títulos sucesorios a los testamentos o declaraciones de herederos.
  • Realizar un inventario. En este documento se incluirán tantos los bienes activos —vehículos, seguros, inmuebles, efectivo, etc.— como los bienes pasivos —deudas—.
  • Establecer la partición. En este punto debe dirimirse la distribución de los bienes a través del cuaderno de particional.
  • Impuestos. Las herencias acarrean dos tipos de impuestos, el de sucesiones y el del Incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana, de índole municipal.
  • Entrega. Por último, tras completar estas diferentes fases se procede a la entrega de bienes.

El despacho se ha consolidado como un referente autonómico en la tramitación de herencias y sucesiones. ED

Hasta el momento de la firma, explica José Manuel Serrano Yuste, especialista en herencias y sucesiones del despacho Serrano Abogados, “los herederos únicamente tienen una expectativa de derecho sobre dichos bienes y se convierten en propietarios de los mismos en el instante de la firma de dicha escritura”. 

Previamente, es necesario acordar cómo se van a repartir los bienes entre los herederos y, posteriormente, tras firmar la escritura, liquidar los impuestos y otros trámites legales.

José Manuel Serrano Yuste, especialista en herencias y sucesiones de Serrano Abogados. ED

“Es por ello”, detalla el letrado, “que antes de acudir a una notaría o al banco para informarse sobre los fondos es muy aconsejable, casi imprescindible, que se dirijan a un despacho de abogados expertos en herencias, donde le indicarán los pasos a seguir sin dar ningún paso en falso ni ocasionar sobrecostes”.

Dos décadas de especialización

En Serrano Abogados llevan más de 20 años especializados en herencias y sucesiones, convirtiéndose en un despacho referente a nivel autonómico. Sus profesionales pueden ayudar y guiar, mediante sus múltiples servicios, a la población tras un fallecimiento a gestionar el proceso y tramitación de cesión patrimonial, tantas  veces farragoso y pesado.

Serrano: “Podemos ayudar a la población a gestionar los trámites farragosos como las herencias”. ED