04 de junio de 2020
04.06.2020
Levante-emv
Día Mundial del Medio Ambiente

Luis Basiero: 'Covid Water es una herramienta innovadora para luchar contra la pandemia'

La implementación del proyecto supone una mejora en la aplicación de medidas de contención para evitar la rápida expansión del virus

05.06.2020 | 01:00
Luis Basiero.

Director del Área de Saneamiento y Depuración de FACSA, Luis Basiero habla sobre 'Covid Water', un proyecto integral
de investigación sobre SARS-CoV-2 en sistemas de alcantarillado y Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR).

Defíname en una frase, a grandes rasgos, qué es «Covid Water».

Un proyecto integral de investigación sobre SARS-CoV-2 en sistemas de alcantarillado y Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) que busca poner a disposición de la sociedad una innovadora herramienta de lucha contra la pandemia de la covid-19, combinando resultados de técnicas de análisis genético con nuevas tecnologías de la información.

¿Cómo es posible descubrir al virus en las aguas residuales?

El virus SARS-CoV-2 se excreta mediante las heces, de la misma forma que otros microorganismos patógenos, por lo que su huella genética está presente en las aguas residuales urbanas. La detección y cuantificación del material genético del virus en este entorno es posible gracias a la extracción sistemática de muestras y el posterior análisis del comportamiento de estos fragmentos de ARN en la línea de aguas y fangos en Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR).

¿Cómo se recogerá la información para poder desarrollar la investigación?

La investigación se desarrolla sobre los resultados que se obtienen de los análisis de las muestras. Unos datos que se combinan, posteriormente, con otro tipo de información poblacional y epidemiológica para obtener una foto clara y concisa sobre la presencia este virus en el saneamiento urbano.

¿Con qué herramientas cuentan para analizar las muestras?

Tras ser extraído de las muestras de agua residual, el material genético del virus se detecta usando una variante de la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) que emplea la enzima transcriptasa reversa y se conoce como RT-PCR (Reverse Transcriptase Polimerase Chain Reaction). Esta técnica permite, en primer lugar, convertir el ARN en ADN, un proceso indispensable para aplicar la técnica PCR que hace posible multiplicar en grandes cantidades el material genético (el ADN sintetizado a partir de ARN) para poder detectarlo en las muestras. En la detección posterior se emplea una detección por fluorescencia cuya señal permite conocer, finalmente, la cantidad de copias del material genético del virus que hay en una muestra, en este caso, de agua residual y de los fangos que se generan durante el tratamiento del agua residual.

Para este menester contamos con la inestimable colaboración de expertos de altísimo nivel del CSIC-IATA de Valencia y el CSIC-CEBAS de Murcia.

El primero de los estudios de «Covid Water» lleva ya varias semanas de muestreo. ¿Han notado alguna incidencia o dinámica relevante?

Los resultados van en la línea de estudios que previamente ya se habían realizado en otros emplazamientos como en Murcia y Ámsterdam, es decir, se ha llegado a detectar y a cuantificar material genético del Sars-CoV-2 en aguas residuales.

No obstante, este tipo de estudios son complejos y afectan una gran cantidad de variables que pueden tener efectos sinérgicos entre sí, por lo que todavía es pronto para sacar conclusiones y se requiere de series de resultados. No obstante, esperamos tener los primeros resultados concluyentes a finales de este mes, puesto que ya llevamos semanas recopilando datos y disponemos de mucha información.

¿Dónde están tomando las muestras para el estudio?

El primero de los estudios relacionado con el proyecto Covid Water se está llevando ya a cabo en distintos emplazamientos a nivel nacional de Andalucía, Aragón, Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Asturias y Murcia donde FACSA presta servicio. Para ello, se está adaptando la toma de muestras y el análisis a la casuística de cada población y su EDAR, para lo que se está contando con la estrecha colaboración de las correspondientes administraciones, muy comprometidas en este proceso.

Asimismo, FACSA está trabajando en un proyecto financiado por la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital a través de la Agencia Valenciana de la Innovación y colaborando con el Instituto Universitario de Plaguicidas en Agua (IUPA) y la Dirección General del Agua de la Comunidad Valenciana en un estudio de similares características. Estos se están desarrollando en un gran número de depuradoras de las provincias de Castelló, València y Alicante, monitorizándose así grandes ciudades, ciudades medias y pequeñas poblaciones.

¿Pueden los ciudadanos consultar de alguna manera los datos que se vayan recopilando en el estudio?

En un principio esto no está contemplado, FACSA pondrá a disposición de las autoridades los resultados que se vaya obteniendo y sus interpretaciones técnicas. Serán estas autoridades las que decidan cómo proceder en la publicación o no de estos datos.

En caso de que se detecte que hay alguna posibilidad o indicio de rebrote, ¿cuál será el procedimiento a actuar?

Con cada una de las administraciones con las que estamos trabajando tenemos abierto un canal de comunicación de los resultados, canal que, con la evolución de las fases de desescalada, disminución de los casos clínicos y apertura progresiva de la movilidad cobra si cabe mayor importancia.

Cabe recordar que la alta sensibilidad de la técnica de detección de material genético del virus por SARS-CoV-2 que empleamos, nos permite detectar la presencia de relativamente pocos individuos en un determinado municipio que pueden ser portadores asintomáticos del mismo, con una antelación de hasta tres semanas. La aparición de fragmentos de ARN de este virus en las aguas residuales o el incremento de los niveles de este material son indicadores tempranos que nos permitirán avisar a las administraciones públicas pertinentes para que puedan incluir esta información en su seguimiento habitual sobre su población en relación con la epidemia por covid-19.

Por tanto, la implementación a nivel municipal de 'Covid Water' puede suponer una mejora en la anticipación y agilización de la actuación a la hora de poder aplicar medidas de contención para evitar la rápida expansión del virus, en caso de detectarse aumentos de los niveles del material genético del mismo en las aguas residuales y el alcantarillado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook