27 de octubre de 2018
27.10.2018

Un Halloween con poca 'ànima'

Las fallas han adoptado entusiásticamente las fiestas temáticas de muertos, pero sin adoptar los personajes de la tradición valenciana - La ambientación mexicana es la aportación más reciente

26.10.2018 | 23:16
Un Halloween con poca 'ànima'

Las fallas son capaces de versionar prácticamente cualquier fiesta que les guste. Y desde hace años, una de las más extendidas, si no la que más, del ritual no fallero, es la dedicada a los muertos. Y en este contexto, no hay duda que la importación de la fiesta estadounidense arrolla: innumerables casales organizarán desde hoy hasta el sábado 3 de noviembre fiestas bautizadas de «Halloween». Tanto es así, que, contrariamente a otras tradiciones, preservadas gracias al asociacionismo fallero, aquí no hay valencianización. Todo es importado. Ni siquiera en las fiestas para los infantiles (los casales suelen disociar la fiesta para los más pequeños de la de los adultos) hay pedagogía sobre l'Home del Sac, el Butoni, «les bruixes» u otros elementos del bestiario del terror para la «Nit d'Animes» que, por contra, sí que tiene una presencia más marcada en poblaciones. Las Fallas siguen la corriente de la ciudad, puesto que los establecimientos privados y otras asociaciones también se centran en la fiesta de las calabazas, el disfraz y el «truco o trato». En la cartelería y en los programas de actividades de las comisiones no hay, en el mejor de los casos, más elemento autóctono que la Fallera Calavera, que tampoco es un personaje «tradicional», pero sí que es lo más parecido en la imaginería fallera. Pero sí que hay comisiones (Pintor Salvador Abril, Carretera Escrivá...) con concursos e introducciones al juego de naipes.

En todo caso, la aportación más llamativa de este año es que se detecta un crecimiento del gusto por la Noche de los Muertos mexicana. Se presta a ello porque exige un disfraz con mucho maquillaje y cuya estética, bien hecha, es muy llamativa. También van creciendo, como entretenimiento, los espacios cerrados: convertir el casal en Pasaje del Terror, Escape Room, estaciones u hospitales abandonados. Aunque para originalidad, los que han fusionado la noche de Halloween con la Oktoberfest alemana, la mutación «Hallowbeer».

Una excepción a medias son las representaciones del Tenorio que, a partir del día 30, hará la Agrupación de Fallas del Carmen en el Teatro Talía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook