02 de mayo de 2019
02.05.2019
Solicitud

El Gremio pide el traslado de la sede de la JCF a la Ciudad del Artista Fallero

Los artistas finalizan sus dos días de celebración en el tiempo más difícil de la profesión

01.05.2019 | 23:40
El Gremio pide el traslado de la sede de la JCF a la Ciudad del Artista Fallero

El Gremio de Artistas Falleros finalizó su particular duatlón de celebraciones y a partir de hoy vuelve a su día a día normal, a sus alegrías y a sus miserias. Porque la temporada de Alicante, para algunos por lo menos, sirve para cubrir presupuestos en esta particular temporada baja. Y si el martes recibieron el reconocimiento municipal por los primeros premios, el 1 de marzo es la fiesta gremial, en la que se reconoce a los artistas falleros que cumplen 25 años como agremiados y en la que se despide a aquellos que finalizan su vida laboral. Este año recibió esa despedida, en forma de insignia de plata, un histórico como es Julio Monterrubio.

Y había que esperar al final para escuchar si el discurso del maestro mayor tenía miga. Y después de ya varios años de lamento continuo, siempre se agradece añadir un nuevo argumento. Y lo hubo: se postularon claramente a favor de ese proyecto que, seguramente, van a acabar por llevar todos los partidos políticos en su programa electoral: el traslado de la sede de la Junta Central Fallera a los terrenos de la Ciudad del Artista Fallero.

Dar vida a la Ciudad Fallera

Así lo pidió José Ramón Espuig asegurando que «daría más vida a esta ciudad». Claro que, para llevar a cabo la operación, los terrenos deben estar liberados de propiedad y usos y, lo que es más importante, hacer una inversión importante para los tiempos que corren.

Espuig les recordó a las autoridades allí presentes (en esta ocasión sólo estuvieron Compromís y PSOE, con Pere Fuset y Sandra Gómez a la cabeza) que «dicen los que vienen a vernos que lo hacen por las fallas, no por la fiesta y la bebida, porque eso lo tienen en otros sitio» en referencia a una encuesta a turistas realizada tiempo atrás.

«Poner fin a esta locura»

Y a los compañeros de profesión les pidió «poner fin a estar locura» en relación al escaso, por no decir nulo, negocio que hacen los profesionales plantando falla porque «la solución la tenemos nosotros, aprendiendo a ser empresa, porque además eso es lo que Hacienda dice que somos. Y aunque nuestra actividad no tiene límites, debemos tener más sentido». «Hagamos números, hagamos unos presupuestos adecuados» decía Espuig y se oyó de fondo «¡y huelgas!» para finalmente rogar que «acabemos con esta rueda sin fin».

Los «ninots d'or» tienen dos vertientes. Los artistas que lo recibieron por cumplir 25 años en la profesión fueron Francisco Agulleiro, Fernando Martín (uno de los hijos del legendario Manolo Martín) María José Luna (la totalidad de la familia Luna completa, de esta forma, el cuatriplete de galardones), Enrique Lorente, Jose Vicente Sanchis y Alberto Ribera.

Marina los puso de pie

Los premios «externos» fueron para el periodista y doctor Quique Collado, tanto por su trayectoria profesional como por la tesis doctoral dedicada a las Fallas leída en el último año, así como al vicepresidente de la Junta Central Fallera y director de «El Turista Fallero», Javier Tejero, así como a las falleras mayores, Marina Civera (quien puso de pie al público al prometer que «haremos lo posible por demostrar que hemos sido merecedoras de este reconocimiento) y Sara Larrazábal (que cantó el himno del artista fallero de memoria).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaça de l'Ajuntament, 1

València, 46002

1 al 19 de marzo

Todo el día

València

Plaza de la Virgen

València, 46001

17 y 18 de marzo

De 16:00 a 00:00