El mundo de las Fallas ha perdido a uno de sus personajes históricos más importantes. Un verdadero testigo de la historia y uno de los grandes patrimonios de la misma: Vicente Luna Cerveró, a los 97 años. Estaba considerado el decano de los artistas falleros pero es mucho más allá: era el último superviviente de la llamada "Generación de Oro" (Salvador Debón, Juan Huertas, Julián Puche y él) y además, es el autor de una de las series más brillantes de fallas de la plaza del ayuntamiento de primeros de los años setenta a primeros de los ochenta: Estatua de la Libertad, Atenea, Serpiente de Mar, Pavo, Nueva Torre de Babel, Concorde, etcétera. También salió de su taller el Atlante, la falla plantada con motivo del Mundial de Fútbol de 1982.

Natural del barrio de Sant Bult y formado en la Escuela de San Carlos, tras unas primeras fallas firmadas a nombre de terceros se estrena en 1951 en la falla Juan Llorens-Calixto III y debutará en la Sección Especial en Doctor Collado en el año 1955. En la máxima categoria conseguirá el primer premio en tres ocasiones y consecutivas, de 1961 a 1963, las dos primeras en Convento Jerusalén y la última en el Mercado Central. También, de 1963 a 1966, lograría cuatro ninots indultats.

Una de sus numerosas fallas municipales: la Serpiente de Mar, un verdadero alarde. Se plantó en 1975

Una de sus numerosas fallas municipales: la Serpiente de Mar, un verdadero alarde. Se plantó en 1975

Siendo éstos, que no son pocos, los hitos de Vicente Luna, también destaca por sus artes aplicadas (otras fiestas, restauraciones, mobiliario urbano) pero, sobre todo, arte taurino, del que era un apasionado.

También intervino en decorados cinematográficos, de películas como El Dic, Lawrence de Arabia, 55 días en Pekín o La Caída del Imperio Romano.

Y más: su escuela. De su taller surgieron numerosos grandes artistas falleros que continuarían la línea marcada por la Generación de Oro. Una escuela que también han continudado sus hijas, Pilar y María José.

Fue especialista en la escultura taurina.

Fue especialista en la escultura taurina. V.L:

Se marcha "don Vicente" prestigiado y reconocido: con la alta distinción de la Generalitat Valenciana hace tiempo y con su historia artística escrita en bibliografía. No cae en el olvido y ante la pena de la pérdida de la persona se agranda su historia y, sobre todo, su inmortalidad. Pero las Fallas pierden hoy a uno de sus trazos más importantes de su historia.

El Gremio de Artistas Falleros ha informado que la capilla ardiente estará en el Tanatorio de Valle de la Ballester, en Campanar, desde las diez de la mañana y que la misa, en la misma funeraria, será a las once de la mañana el lunes. Después será incinerado en el crematorio del Cementerio General de Valencia.

Falla del Mundial 82.

Falla del Mundial 82.