• Natalia Hervás Sempere
  • Falla Reina-Paz-San Vicente
  • 18 Años

A Natalia le espera un mes de septiembre de adentrarse en territorios absolutamente desconocidos. En lo académico abandona la zona de confort del instituto para sumergirse en la enseñanza universitaria. «Empiezo el doble grado de Educación Infantil y Primaria en la Universidad Católica, en Godella». Las preseleccionadas son fieles a sus costumbres incluso las novatas: puestos a elegir una carrera, son incontables ya entre las 73 elegidas que piensan en la docencia infantil.

Una visita al casal del Tio Pep antes de marchar a las pruebas del jurado final

Una visita al casal del Tio Pep antes de marchar a las pruebas del jurado final Falla Tio Pep

Y en lo fallero también da un salto en planeador: el mundo de las preseleccionadas, las pruebas y, quiérase o no, la pelea que hay en ello siendo muy joven (los 18 años los cumplió en junio) y sin haber sido fallera mayor. «Siempre he sido muy fallera y siempre me ha gustado la idea de ser fallera mayor. De hecho, calculo que lo seré dentro de cinco años, cuando esté acabando la carrera. Lo cierto es que me propusieron presentarme y no lo dudé: ¡claro que sí!. La verdad es que al no haber sido fallera mayor creía que no iba a salir en la preselección. No tenía esperanzas y además ya habían salido las otras dos. Lo veía normal. Y de repente...». Pues lo que queda ahora es «probar a ver qué pasa, vivirlo, pelearlo y, por supuesto, no renunciar a nada, porque soy fallera desde que estaba en la barriga de mamá».

18

La falla Reina-Paz adelanta la Fira en los "balls al Carrer" de la JCF Fotos: Falla Reina-Paz

Lo es, además, en Reina-Paz-San Vicente «que es donde mis padres se conocieron». Como tantos otros en las fallas de Ciutat Vella, «vivo lejos de la demarcación, por la Creu Coberta, pero hacemos como tantos otros, buscar un sitio para pasar los días». Una falla que, esta vez sí, vuelve a la normalidad. «Hemos plantado dos años en la plaza del Ayuntamiento. Que sí, que está muy bien. Pero uno es fallero de su plaza y lo que quiere es volver al sitio donde se ha criado falleramente y estar en las esquinas de toda la vida». Las que les permitirán recuperar actividades, como bailar en la plaza o como vender raciones de paella a los asistentes a la «mascletà». «Por supuesto que he vendido. Y «cacaus» al grito de «La Voluntad para la Falla».

11

¿Qué significan los ninots de la falla Reina-Paz que hay en la plaza del Ayuntamiento? Moisés Domínguez

Sirve la plaza para una parábola: «desde niña me enseñaron a bailar la dansà. Y recuerdo un año en el que a mitad baile se me salió la «espardenya». Y así continué, descalza de un pie, hasta acabar». La metáfora de que «si quieres, puedes hacerlo todo, se te planteen los problemas que se te planteen».

Si sale elegida, se hablará de ello en uno de esos pueblos turolenses plagado de relaciones con València: Manzanera. «Tenemos casa, paso tiempo en el verano... y en el invierno, aunque nieve». Y si en un año casi no puede ir, será muy buena señal. Fines de semana ocupados por falleras razones.

12

Reina-Paz agota mil torreznos sorianos en el Quinto y Tapa más original de las Fallas

20

La falla Infantil Plaza de la Reina- Paz, desde dentro Miguel Angel Montesinos