Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El herido de la Pobla de Farnals no hizo caso a los colaboradores taurinos y fue cogido

Las profesionales requirieron a la persona herida para que saliera del recinto porque iba con el móvil, pero no hizo caso

Dos heridos graves en los bous al carrer de la Pobla de Farnals

Dos heridos graves en los bous al carrer de la Pobla de Farnals

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Dos heridos graves en los bous al carrer de la Pobla de Farnals J. Roch

La cogida más espectacular del fin de semana en la Pobla de Farnals en los bous al carrer ha dejado una intrahistoria que pone de manifiesto la importancia de los colaboradores taurinos en recinto donde está presente el toro bravo.

El joven ecuatoriano de 25 años, que fue cogido por el segundo astado de la ganadería de Luis Algarra, no hizo caso a los colaboradores taurinos y resultó volteado de manera muy dramática, con el pitón del astado viajándole por el cuello y por el pecho.

Fuentes de la Federación Peñas Taurinas de la Comunitat Valenciana han asegurado a este periódico que los profesionales taurinos, que pertenecían al Ayuntamiento de la Pobla de Farnals, requirieron en más de una ocasión al joven para que se marchara del recinto por estar grabando de manera repetitiva con el móvil dentro del recorrido, motivo que dificulta la atención a la lidia del toro y resta la capacidad de maniobra para resguardase de la salida del bravo.

Por eso, momentos antes de levantar la puerta del cajón para que saliera el Algarra, volvieron a incidir para que se marchara pero desestimó las reiteradas indicaciones y fue cogido de manera brutal. (Aquí puede ver el VIDEO de la cogida). Finalmente, los resultados médicos desvelaron que el joven no recibió ninguna cornada y se le practicó un TAC después del fuerte golpe que recibió en la cabeza.

Asimismo, desde la Federación Peñas Taurinas de la Comunitat Valenciana ensalzan la función de los colaboradores taurinos, unas personas que, de manera altruista, realiza funciones de control y mantenimiento de la seguridad de los festejos populares.

La persona que es colaborador voluntario se debe designar previamente al inicio del festejo, estará debidamente identificado con un brazalete azul y se hallará bajo la autoridad del director del festejo y supervisión del experto taurino. Además, estos colaboradores también son agentes covid, quienes a través de un curso de formación, controlan el uso de mascarillas y las medidas anticovid en los festejos taurinos.

Compartir el artículo

stats