Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos empresas desarrollarán en Torrent un plan pionero en Europa de control del mosquito tigre

La científica Pilar Mateo lidera la iniciativa, que cuenta con fondos de la UE llegados a través de una ayuda del Ivace

Plan pionero en Europa para luchar contra el mosquito tigre

El núcleo residencial del Vedat de Torrent será escenario, entre abril y octubre de este año, del desarrollo de un proyecto piloto de control del mosquito tigre que lidera la científica Pilar Mateo y que cuenta con una ayuda europea a través del Instituto Valenciano para la Competitividad Empresarial (Ivace). Las empresas Inesfly Corporation, de Mateo, y Lokímica Laboratorios colaboran en esta iniciativa que la prestigiosa especialista ha definido como “pionera en España y en Europa” ya que cambia la forma de trabajo habitual.

La base del proyecto consiste en que no se aplicarán los tradicionales métodos de fumigación, que hasta ahora no han dado los resultados esperados contra esta plaga, sino que será una experiencia integral que busca que la ciudadanía aprenda a convivir con el mosquito y cambie sus hábitos para frenar su proliferación, ya que “a estas alturas” no es posible erradicar la especie de nuestro territorio.

Mateo ha explicado que el mosquito tigre llegó a España hace unos siete años (concretamente a Cataluña) pero la falta de medidas integrales ha provocado que esté extendido ya por gran parte de la península y del Mediterráneo, un hábitat idóneo para su proliferación por “las buenas temperaturas y la humedad”.

Por ello, la científica ha alertado sobre la necesidad de actuar ya de otra forma, no solo por las molestias que genere con las picaduras a la población sino porque, en el futuro, puede ser transmisor de enfermedades graves, como ocurre con otras especies de insectos en Latinoamérica, con ejemplos como el dengue.

De hecho, el proyecto parte de la base de las investigaciones que Mateo desarrolla para combatir plagas y similares, desde hace décadas, en las comunidades pobres de diferentes países del mundo, especialmente los de América Latina. “Todo aquello que se ha aplicado allí, también puede funcionar aquí”, ha valorado.

En la presentación del proyecto, este miércoles en el Ayuntamiento de Torrent, además de la científica, ha estado el entomólogo y director técnico de Lokímica, Rubén Bueno. Y por parte del consistorio, han participado el alcalde, Jesús Ros; el concejal responsable del Vedat, Raúl Claramonte (Ciudadanos) y la edila de Sanidad, Marina Olivares.

Mateo, investigadores, autoridades municipales y representantes vecinales

Cinco zonas en el Vedat

El proyecto tiene el pilar principal en la participación ciudadana y la implicación de la población del Vedat en todos los ensayos que se han de acometer y que servirán para evaluar distintas estrategias contra el mosquito tigre. Para ello, el Vedat se dividirá en cinco zonas y en cada una de ellas se aplicarán medidas diferentes a lo largo de los meses que dura la fase piloto. A partir de octubre, se evaluarán los resultados, que podrían ser exportables a “cualquier punto del planeta”, si son efectivos, como ha defendido el alcalde.

En toda la superficie del Vedat se actuará en dos niveles, el de los espacios públicos y, sobre todo, el de los privados. Cada familia que se sume, ha de comprometerse a seguir todas las medidas durante los meses que dura el proyecto. Las pruebas se concretarán en la aplicación de trampas de captura de adultos (a base de unas tiras que se colocarán en determinados puntos y que mensualmente tendrán que entegarse), la ovitrampa letal en las zonas donde se detecte que las hembras depositan los huevos, y un larvicida en seco en espacios que posteriormente se inundarán.

Trampas que se utilizarán en el proyecto piloto

Colaboración vecinal

Aunque no se ha estimado una cifra exacta, en el proyecto se parte de la posible participación de 7.000 unidades familiares. “Intentaremos que sea el máximo, después veremos la respuesta”, ha valorado Romero.

En la presentación han participado representantes de la AVV Vedat de Torrent y la comunidad de Santa Apolonia, ya que las asociaciones y agrupaciones vecinales han de desempeñar un papel clave de difusión, coordinación, puntos de divulgación y otros.

Desde Santa Apolonia, Fernando Palmero ha ofrecido la “colaboración total” porque “el tema del mosquito tigre preocupa mucho a la población y existe mucha sensibilidad” al ser las zonas residenciales uno de los puntos donde más se sufren las consecuencias.

Por su parte, el presidente de la AVV Vedat, Ángel Contreras, ha reclamado que la experiencia “sea corta pero intensa” para que la población “se ilusione y participe de verdad” y no se dilate el asunto. El colectivo preparó toda la estrategia el año pasado, con familias apuntadas como voluntarias para aplicar las medidas, pero finalmente no se ejecutó.

Además de los ensayos en las casas y en los espacios públicos, las dos empresas responsables y el ayuntamiento desarrollarán toda una campaña de información y divulgación a través de charlas, talleres, una página web propia y redes sociales, “que pueden seguir familias de todos los puntos de la ciudad” aunque la prueba piloto se limite al Vedat, por ser una zona “con una estructura urbana homogénea”.

Compartir el artículo

stats