Un recurso bloquea el millonario contrato de residuos de l’Horta Nord

La anterior adjudicataria intenta adjudicarse el servicio valorado en 29 millones con una revisión al alza de su valoración

El nuevo gobierno de la Mancomunitat prevé que la adjudicación no se resolverá hasta el primer trimestre de 2024

Dos contenedores marrones en el Puig llenos de plásticos y otros residuos no orgánicos

Dos contenedores marrones en el Puig llenos de plásticos y otros residuos no orgánicos / Daniel Tortajada

Claudio Moreno

Claudio Moreno

El recambio en la recogida de residuos para los diez municipios que integran la Mancomunitat de l’Horta Nord ha sufrido un inesperado frenazo. Tras la adjudicación del contrato a la empresa Tetma (Técnicas y Tratamientos Medioambientales) en el pleno extraordinario del pasado 16 de noviembre, un recurso de la anterior concesionaria, Agricultores de la Vega de Valencia, está bloqueando la puesta en marcha del nuevo servicio, valorado en 29 millones. 

La Mancomunitat intentó adjudicar el contrato el pasado 7 de septiembre, pero un contratiempo técnico impidió celebrar el pleno de concesión. Finalmente, ha sido la nueva corporación de la agrupación de municipios -liderada por Fran López, alcalde socialista de Rafelbunyol- la que ha entregado a Tetma el servicio por un plazo de 8 años con la posibilidad de dos prórrogas anuales. La nueva concesionaria presentó una oferta de 3,2 millones al año. 

Sin embargo, Agricultores de la Vega ha intentado tumbar la concesión ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (Tacrc) con un recurso centrado en dos líneas de ataque. Por un lado, la empresa solicitó al tribunal que excluyese a sus competidores del concurso por falta de documentación. Por otro, Agricultores de la Vega pidió que se revisara su valoración global para intentar recortar los 0,42 puntos que le separan de Tetma

Acto seguido, el tribunal envió el recurso sobre el acuerdo del pleno a la Mancomunitat para que en el plazo de tres días concretara su postura, y el organismo de l’Horta Nord respondió ratificándose en la decisión. El contrato está correctamente adjudicado. Ante tal alegación, el Tacrc avisó del recurso a la empresa adjudicataria para que en un lapso de cinco días articulara su propia defensa, y es en ese plazo donde aún sigue atascado el proceso de adjudicación.

Según explican fuentes de la Mancomunitat, la previsión es que el tribunal resuelva el procedimiento con cierta urgencia en el primer trimestre de 2024, apremiado porque dicho contrato está sujeto a las ayudas y los plazos de la Unión Europea. «No sorprendería que se desbloquee la situación en diciembre, pero cabe una mínima posibilidad de que así sea», señalan en la entidad. 

"Llegan tarde y mal"

Mientras tanto, la anterior concesionaria -Agricultores de la Vega, que también se ha quedado uno de los lotes en el llamado «contrato del siglo» de la ciudad de València- sigue en funciones prestando un servicio que en los últimos meses se ha considerado deficiente. En ese sentido, tanto la alcaldesa de Puçol, la popular Paz Carceller, como el primer edil de Albalat del Sorells, el valencianista Nicolau Claramunt, explicaron a este periódico que el servicio llega «mal y tarde», y algunos días «directamente ni pasan a recoger plásticos o trastos» a menos que algún representante municipal llame a la empresa.

La nueva contrata solventará estas deficiencias,renovará los contenedores de todos los municipios y servirá para actualizar unos precios que estaban fuera del mercado. En este sentido, los ayuntamientos pagarán un coste superior que primero asumirán las arcas municipales y a partir de 2025, en atención a una nueva normativa europea de obligado cumplimiento, deberán sufragar a través de una tasa de basuras.