Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Marina

Personas sin techo ocupan un edificio en ruinas de Calp que proyectó Bofill hace 40 años

La alcaldesa de Dénia anuncia que la Policía Nacional desalojará a los ocupantes que han invadido una urbanización abandonada del Montgó

Ropa tendida en uno de los ventanales del antiguo club social.

Ropa tendida en uno de los ventanales del antiguo club social.

El club social de la Manzanera, diseñado hace 40 años por el arquitecto Ricardo Bofill, hace años que es una ruina. El Ayuntamiento de Calp ha contratado la redacción de los proyectos de rehabilitación y accesos para salvar esta construcción, que está en dominio público marítimo-terrestre, de la piqueta de la Dirección General de Costas. Pero todo va tan lento que el club social ha encontrado un uso más espontáneo. Los ocupas han tomado el edificio de Bofill, donde incluso hacen artesanía y la venden.

Los nuevos moradores de esta construcción, que está prácticamente metida en el mar, pintan paisajes de Calp en cantos rodados que venden a 4 euros. Han sacado la basura calcinada (hace años ocurrió un incendio) y se han instalado en lo que fue la cocina y la barra del club social. Ayer incluso había ropa tendida al sol. Vecinos de la zona confirmaron que los ocupas, ahora que hace buen tiempo, han hecho de esta otrora construcción de lujo su nuevo hogar.

Este edificio forma parte del conjunto arquitectónico proyectado en los años 70 por Bofill para la cala Manzanera. Los apartamentos de la Muralla Roja, Xanadú y Anfiteatro son referentes que se estudian en las facultades de arquitectura.

Mientras, en Dénia, la urbanización la Siesta, abandonada sin acabar y que está en la falda del Montgó, también está ocupada. La edil Mari Martínez, que ahora lidera a Ciudadanos, instó a la alcaldesa Ana Kringe, del PP, ha tomar medidas. Denunció que la urbanización incluso se ha convertido en un foco de prostitución. Ana Kringe afirmó que la Policía Nacional actuará pronto. Por tanto, el desalojo de los sin techo puede ser inminente.

Compartir el artículo

stats