Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Costas sigue sin reparar el daño que ocasionó en Sagunt la obra de los espigones de Almenara

La asociación llevará sus quejas a las Corts a finales de este mes

7

Vecinos de Almardà piden soluciones a los desperfectos ocasionados por las obras de Costas. Daniel Tortajada

Los desperfectos ocasionados en Sagunt durante la construcción de los espigones de Almenara siguen sin repararse, pese a las peticiones realizadas a Costas desde el ayuntamiento ya hace meses y la insistencia de los vecinos del litoral norte de la ciudad demandando soluciones.

Costas sigue sin reparar el daño que ocasionó en Sagunt la obra de los espigones de Almenara | DANIEL TORTAJADA

Aunque desde la Demarcación de Costas de Castelló sostienen desde hace tiempo que los daños que la obra pudiera haber ocasionado «son responsabilidad de la empresa adjudicataria» y había un compromiso de repararlos, a escasas semanas del inicio del otoño y de la temporada habitual de lluvias, la situación no ha cambiado, según denuncian desde la asociación vecinal de Almardà, Corinto y Malvarrosa.

Costas sigue sin reparar el daño que ocasionó en Sagunt la obra de los espigones de Almenara

De hecho, al ver que avanza el calendario, su preocupación aún es mayor, al ver todavía los daños que ocasionó el continuo paso de camiones que retiraban gravas de la playa de Sagunt para regenerar con ellas el sur castellonense.

El temor se concentra en dos lugares, fundamentalmente. Por un lado, en Corinto, el lugar desde donde se extraían mayoritariamente las piedras, pues allí permanecen los pasos abiertos para el acceso de los camiones, el deterioro causado a las dunas, así como la presencia de bolardos en suelo y bordillos rotos. Como explicaba a Levante-EMV un portavoz de la asociación vecinal de Almardà, Corinto y Malvarrosa, Fernando Doblas, «todo sigue igual y, tanto el deterioro de las dunas como la permanencia de esos caminos abiertos ha dejado las viviendas desprotegidas; sobre todo, teniendo en cuenta que se llevaron toneladas de grava y eso ha reducido el nivel, dejándolo todo más accesible a una entrada de agua del mar».

Esto último angustia aún más tras la reciente aprobación del nuevo Reglamento de Costas, que abre la puerta a que una vivienda pase a ser de dominio público con solo que una ola llegue hasta allí en caso de temporales . «Queremos que en esto se dé marcha atrás o, al menos, a que haya un compromiso escrito de no aplicarlo en Corinto, teniendo en cuenta que aquí esa situación la ha propiciado Costas con la actuación que ha hecho, además, sin estar recogida en la Declaración de Impacto Ambiental de las obras de Almenara», decía el portavoz vecinal.

El otro foco del malestar es la zona de Cases de Queralt, donde los propietarios sostienen que el trasiego de vehículos cargados con toneladas de piedras acabó hundiendo la escollera que protege las viviendas; un hecho que Costas descartó en julio a preguntas de este diario, al considerar que «el paso solo fue utilizado los días iniciales», aunque comprometiéndose «al seguimiento de esta estructura».

Desde el ayuntamiento se han venido trasladando y respaldando estas demandas vecinales pues, aunque antes de julio se llegó a adecentar el camino por el que pasaban los camiones a petición municipal, el mismo alcalde, Darío Moreno, consideró ese mes que la intervención era «insuficiente» y la zona «seguía estando deteriorada y muy degradada».

El teniente de alcalde, Pepe Gil, aseguraba ayer que «ha vuelto a recoger las inquietudes vecinales y a trasladarlas para que vuelvan a hacerse llegar a Costas».

Comparecencia en les Corts

En la AA V de Almardà también tienen previsto acudir a finales de mes a una comisión de las Cortes Valencianas a la que han sido invitados por parte de la diputada del PP Elisa Díaz González. De este modo, llevarán sus quejas ante el órgano que estudia las medidas de prevención de los riesgos derivados de los fuertes temporales.

sin arreglar. 1 La posición de dos vecinos muestra el desnivel que hay en la escollera de Cases de Queralt 2 Acceso abierto junto a la pasarela y bolardos aún en el suelo. F

Compartir el artículo

stats