Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Varietés

Los esforzados y sufridos artistas de las variedades valencianas no las tienen todas consigo. La temporada de verano está comenzando y los móviles no suenan apenas con ofertas para actuar, cuando a estas alturas ya debiera estar todo atado y bien atado. Pero aún así, un grupo de estos obreros del escenario se reunieron en alegre cena de sobaquillo para echarse unas risas y cambiar impresiones. Bajo la mirada amiga de Clara Esmeralda y Mary Álex, allí estuvieron cantantes de notoria trayectoria, como Luis Escudero, Pepe Badajoz o ese Antonio Rascón, metido en pizzas por exigencias del guión.

También acudieron figuras del rock, como Eduardo de Eduardo y Emilio Solo, el rockero de las causas benéficas que ha perdido peso a base de dieta, aunque dice que como con una sola dieta pasa hambre, sigue dos dietas. También Toni Fuente y Reynaldo, así como Emi Álvaro, Daphne Laura con su padre, Salvador Asensi, y Pepi Díaz con su hijo, Joaquín, y Salva con el que forma el dúo Los Olé. No faltó Carles Castillo, el fino peluquero del Talía, ni Ross o Eva Arias junto a la gran cantante y maestra Ana María Abril, que el próximo domingo, día 25, en el Teatre L´Agrìcola, de Alboraia, celebrará la audición fin de curso de los alumnos de su academia, que si aprenden de ella lo tienen bonito. No faltó a la cena Andrés Aranda, que el martes pasado realizó un magnífico tributo a Raphael en su excelente recital ofrecido en el salón de actos de la ONCE.

Hay clamor entre los músicos por ese anuncio televisivo de determinada cerveza, que figura pagar a los músicos de un grupo su actuación con botellines de la marca. El maestro pianista José Luis Faulí ha alzado su voz por encima de su piano. Pero pese a ello, y sin cerveza como pago, los músicos de la banda de la Sociedad Artística Musical de Alginet, acompañarán a la triunfita Nuria Fergó y Felipe Garpe en ese México Lindo Sinfónico que pasean con éxito por España. La cita será el próximo sábado, 24, a las 23 horas, en la Plaza de la Constitución de aquella localidad, con entrada gratuita. Felipe es otra de eses grandes voces mediterráneas que tanto recuerdan a Nino Bravo.

Uno de los grandes humoristas del varieté valenciano es de Sueca y se llama Eugeni Alemany. En su monólogo se refiere a Pilar Rubio como «eixa xica que tè un novio futboliste que no està bé». Pues bien, Pilar ha vuelto a tener la oportunidad de presentar un programa ambicioso sin muchas ambiciones, ahora en Antena 3, después de fracasar estrepitosamente en Telecinco con «¡Más que Baile!», acabando con el programa para siempre, o con «Operación Triunfo», que solo le duró cinco semanas y también acabó con él hasta que TVE lo vuelva a la vida.

En ambas ocasiones, a la pareja de Sergio Ramos le mostraron tarjeta roja. Ahora, con ese «Ninja Warrior» internacional, de clásicas pruebas de habilidad y facultades entre los concursantes, la guapa chica sigue tan inexpresiva y sosa como siempre. Con ella, el graciosito Arturo Valls y el deportivo Manolo Lama, que cuando se ajustan los diálogos que marca un guión se pierden, porque se ven recortados y envarados. Pilarín, con esos diez minutos a la semana en el circo de Pablo Motos, ya iba sobrada...

De ese mismo circo llega al Olympia un humorista que no va a misa, pero es monaguillo. De nombre Sergio Fernández, El Monaguillo, interviene el próximo jueves en la reposición de la comedia Taxi, junto a Josema Yuste y Santiago Urrialde. Ese taxi tomará el relevo de la compañía Joglars, que acabó el domingo su periplo de cinco días con Zenit, una ácida visión del mundo del periodismo en un montaje inteligente, mordaz y surrealista que no alcanzó a gran parte de un público que escaseó, induciendo a algún bostezo. Quedó claro que la voz de Albert Boadella aún se hace oír en Joglars pese haber sido sustituido tiempo ha por Ramón Fontseré. Joglars celebra ahora sus 55 años, pero sus componentes se conservan en perfecto estado y no los aparentan.

Compartir el artículo

stats