Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Poderoso caballero es don dinero en el fútbol mundial

Poderoso caballero es don dinero en el fútbol mundial. Hace tiempo que lo sabemos, pero lo que pueden conseguir los millones, sobre todo si se trata de petrodólares, no deja de asombrarnos .

Lo contaba este fin de semana el diario "Süddeutsche Zeitung": el actual presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, parecería dispuesto a hacer una vez más de su capa un sayo.

El más alto funcionario del fúbol mundial habló el pasado 16 de marzo en Bogotá de la oferta fantástica que le habían hecho unos inversores internacionales.

Estaban éstos al parecer dispuestos a pagar a la FIFA la friolera de 25.000 millones de dólares a lo largo de doce años, una oferta en principio difícil de rechazar.

Pero inmediatamente surgieron dudas: ¿Quiénes eran los autores de tan generosa oferta y qué perseguían con ella?, se preguntaron muchos.

El suizo se envolvió en silencio, argumentando que había llegado a un pacto de confidencialidad con los inversores que le impedía dar detalles.

Mientras tanto presionaba a sus socios de la dirección de la FIFA porque los inversores le habían dado un plazo de dos meses para que ésa dijera "sí" o "no".

El citado diario alemán afirma tener documentos que prueban que el bautizado internamente "Proyecto Trofeo" parece ser una gigantesca estafa que podía costarle incluso el puesto a Infantino.

Los proponentes son dos asesorías de inversiones: la británica SB Investment Advisers Limite (SBIA) y Centricus Partners, esta última, domiciliada en Londres.

Detrás de la primera se esconde la empresa japonesa de comunicaciones e internet Softbank, que tiene estrechos vínculos con el fondo estatal saudí, mientras que Centricus asesora también a grandes fondos privados, entre ellos algunos saudíes.

Todo ello podría explicar, según el Süddeutsche Zeitung, el hecho de que últimamente Infantino haya viajado hasta en tres ocasiones a Riad.

Los documentos que ha visto el diario hablan del proyecto de constituir una empresa lllamada Fifa Digital Corporation (FDC), que organizaría y comercializaría un nuevo mundial para 24 clubes además de una liga.

Esa FDC sería prácticamente titular de todos los derechos del fútbol mundial y además en todos los formatos: transmisiones por satélite e internet, filmes, derechos digitales y de archivo, merchandising , producciones en alta definición, videojuegos y todo lo que pudiera desarrollarse.

Al mismo tiempo, los inversores se curan en salud y se reservan el derecho de descolgarse del proyecto en el caso de que no se logren los resultados que se pretenden en alguna de las tres fases de ese proyecto de doce años.

Para el "Süddeutsche Zeitung" , lo de los torneos es en realidad "una fachada" que permitiría a Infantino y a los inversores quedarse con los derechos y llevar el fútbol mundial al terreno que quieran.

Esas sospechas se ven avaladas, según el periódico, por el hecho de que en esa nueva corporación, la Fifa tendría una participación del 51 por ciento mientras que el resto correspondería a los inversores. En la dirección estarían Infantino y el presidente del grupo Softbank.

En reacción a las revelaciones del diario alemán, la Fifa se ha limitado a señalar que se trata sólo de una propuesta entre las muchas recibidas y que no se ha tomado ninguna decisión al respecto.

El diario informa, sin embargo, de que dos expertos jurídicos de la Fifa que se habían expresado muy negativamente sobre el proyecto por sus graves implicaciones han sido apartados. No huele bien.

Compartir el artículo

stats