Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Resaca de tradición

Ya se desvanecen los ecos agudos de Mariah Carey, sucede al mismo tiempo que la pequeña pantalla vive su resaca festiva, la misma que hoy padecemos sus telespectadores. Fin de la primera parte del exceso, la segunda ya se asoma la vuelta de la semana y ambas están cortadas por el mismo patrón de la costumbre. Porque la parrilla de fechas señaladas no deja lugar a la sorpresa que el asombro es cosa de los hombres lejanos portadores de regalos en masa€ Lo de nuestra televisión está escrito y repetido con puntos y comas de tradición integradas en el guion del folclore que nos invade.

Las noticias de los informativos se repiten: actividades extraescolares con las que entretener a los peques, gastronomía, consumo y el precio de la langosta, y así hasta que acabe el día 6 del año que viene. Buscad un informativo de la navidad pasada y encontrar las diferencias.

La noche del 24 empezaba con un mensaje real que precede al incendio de opiniones en Twitter con una España dividida, otra tradición, aunque esta ininterrumpida y atemporal. Unos y otros se ven obligados a sentarse juntos en esa mesa copiosa donde sólo debe haber paz. La política mejor no nombrarla que el cuñadísimo acecha y las burbujas de alta graduación potencian la discusión.

Si la cosa se caldea lo mejor es despistar subiendo el volumen al Telepasión. De pequeño recuerdo a Julia Otero y la Campos bailando con la Obregón, hoy el cancionero con presentadores se repite sólo que no conozco a la mayoría de los que aparecen, es el maltrecho «star system» de la pública en consonancia con el «share». Este año eché de menos a Raphael, y se esperaba a Ana Belén pero parece que lo del feminismo en Nochebuena no era del agrado del programador de TVE. Mala decisión€

Después, música con un superventas, este año le tocaba a Manu Carrasco así que al final el mundo global a la carta me incitó a encender mejor el Spotify. Innovar es difícil en un medio en el casi todo está inventado. Lo demás es cuestión de actitud porque si algo funciona ¿por qué cambiarlo? Y por qué no mejorarlo, añadiría yo.

Compartir el artículo

stats