Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Martí

El chalé de Machado

El anuncio de la adquisición pública de Villa Amparo se habría celebrado más si nos hubieran dicho para qué. Junto con el chalé donde habitó Antonio Machado durante la Guerra Civil, el Consell compró un trozo del Penyagolosa y un minúsculo porcentaje del Teatro Principal de Alicante. Oro, incienso y mirra, en un impulso navideño muy mal explicado. Pero volviendo a Rocafort, primero hay que agradecer a Amparo Sampedro los años que dedicó desde la alcaldía a recuperar un espacio de memoria cosmopolita, pero mucho me temo que su sustituto no tiene ni idea que hacer en esa casa modernista. Otro paripé de esa gestión cultural pasiva de un gobierno que ha sido incapaz de cambiar el paradigma. Agenciado el continente, alguien en el Palau, horriblemente decorado estos días, debería saber que lo importante es el contenido, pero mucho me temo que tendremos que esperar a una nueva improvisación. Otra ocasión perdida.

Compartir el artículo

stats