30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Isabel Olmos

El poder 'casi' mágico de la vara de mando

Se dice que el alcalde es el alcalde y que muy mal lo tiene que hacer para perder la mayoría, aunque solo un lleve un mandato. La vara de mando, bien usada, con «trellat» y si tu partido no juega a la contra, suele traer positivos réditos electorales cuatro años después, aunque te presentes incluso con otras siglas. Para muestra un botón: Jorge Rodríguez, alcalde de Ontinyent con el PSPV y expulsado de esta formación a causa de su imputación en el caso Alquería no solo no ha perdido ni un edil con su nuevo partido La Vall ens Uneix sino que ha pasado de 14 a 17 sacando a patadas a los socialistas de la corporación local. Asimismo obtiene mayorías absolutas como la de Bufalí (5 de 5), lo que convertirá el reparto de la Diputación de València en un proceso cuanto menos intenso.

Mayorías escandalosamente holgadas las han conseguido otros alcaldes de ciudades muy pobladas como Jordi Mayor en Cullera (64% del voto en su localidad), Carlos Fernández Bielsa en Mislata (62%), Andreu Salom en l'Alcúdia (60'4) Marta Ortiz en Benifaió (62'4) o Guillermo Luján en Aldaia (57%), todos ellos del partido socialista, al igual que el actual presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, que ha logrado el 62% de los votos.

Y es que el PSPV ha logrado mayorías absolutas en la comarca de l'Horta como no se recordaban tras las elecciones de 2007. Vuelve el «cinturón rojo», un cinturón al que se suma Juan Antonio Sagredo en Paterna con mayoría absoluta mientras Jesús Ros gana pero tendrá que pactar en Torrent, lo mismo que en Sagunt, donde Darío Moreno puede ser alcalde al superar en ediles a Compromís, que hasta ahora ostentaba la alcaldía. Diana Morant en Gandia y Roger Cerdà en Xàtiva crecen considerablemente y continuarán gobernando con holgura mediante pactos.

En Alzira, el alcalde Diego Gómez, de Compromís, logró ayer unos excelentes resultados al subir de 6 a 9 ediles y quedarse a tan solo 2 de la mayoría absoluta mientras en Sueca la formación naranja se mantiene con Raquel Tamarit como fuerza más votada con los mismos ocho ediles que tenia. Por contra, Compromís ha perdido su mayoría absoluta en Tavernes de Valldigna y deberá pactar y sale del ayuntamiento de Xàtiva, donde vivió un doloroso proceso de división que le ha acabado expulsando del consistorio. Compromís ha ganado también en Chiva en un ayuntamiento que tiene hasta siete fuerzas diferentes y mantendrá Paiporta con un pacto de progreso.

Ciudades destacadas como Castelló de la Plana, Elx, Sant Vicent del Raspeig, Alcoi, Elda, Vila-real o Vinaròs tendrán o se mantendrán con gobiernos progresistas mientras el PP gobernará las importantes alcaldías de Alicante, Torrevieja, Orihuela, Benidorm, Benicàssim y Peñíscola y obtiene la mayoría absoluta en Segorbe. El presidente del PP provincial de Valencia, Juan Ramón Adsuara, logra la absoluta también en Alfafar y los populares ganan también en la capital del Camp de Túria, Llíria, aunque el PSPV puede revalidar gobierno con Compromís.

Otros datos curiosos: Silvia Colom (PSPV) es la primera alcaldesa en 780 años de gobierno en Vilafranca y en Morella el también socialista Rhamsés Ripollés ha ganado un concejal al obtener el 72,40% de los votos y se postula para entrar en la Diputación de Castelló.

Mayorías absolutas ha logrado el PSPV también en Xàbia y Dénia, una victoria histórica al subir cinco ediles, y también en Requena, donde el PSOE logra una victoria histórica en Requena al pasar de 8 a 15 concejales. También gobernaran los socialistas en Buñol con un pacto de izquierdas, en Utiel con mayoría absoluta y en Cheste, donde podrá repetir el tripartito. Asimismo también revalidan absoluta los socialistas en Riba-roja i l'Eliana.

Aun así, tampoco faltan los empates técnicos como los producidos por PP y PSOE en Calp y en Canals y aquellas localidades, como Bétera y la Pobla de Vallbona donde Compromís ha sido el partido más votado pero tendrá dificil gobernar por el avance de los partidos de las urbanizaciones.

En fin, que el elector propone y los pactos disponen. Aun así, hay otros datos significativos como el hecho de que Vox haya logrado más ediles que Podem en la C. Valenciana o que Pedreguer mantenga los dos ediles de la CUP. Cada municipio es un mundo.

Compartir el artículo

stats