Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nochenueva

Ciertamente, si bien se mira, la llamada «Nochevieja» es la que transcurre hasta que dan las últimas doce campanadas de 2019. A partir de ahí, la noche ya pertenece a 2020, por lo que pasa a ser noche tan nueva como el propio nuevo año. Y las gentes se aprestan a divertirse como una obligación que no admite réplicas. Quienes quedan en casa, que cada vez son más, verán como de nuevo Anne Igartiburu y Roberto Leal se asoman al balcón de la comedia para desear eso tan cacareado de «feliz año nuevo».

Duro trance para Roberto Leal, cuyo padre falleció el pasado viernes. En Telecinco serán campaneros Jesús Vázquez y Paz Padilla, muy graciosos ambos, como castigo para los televidentes. En La Sexta, en honor a sus partidistas, darán la campanada Iñaki López y Cristina Pardo, y en Antena 3, será campanilla la inefable Cristina Pedroche, con más formas que normas, y el insufrible Alberto Chicote, sin normas ni formas. A partir de ahí, y tras el spot de Coca-Cola, todas las cadenas tiran de nevera para ofrecer sus grabaciones realizadas semanas antes como una inocentada prolongada.

En València, las celebraciones de Nochevieja-Nochenueva en teatros ya es costumbre. Se podrá recibir al año con Whitney Houston, o su reencarnación, en el Olympia, o en el Talía por delante y por detrás. Minutos antes de las doce, se para la representación y todos, actores y público, brindan y festejan juntos la llegada del año. Una experiencia muy teatral. Mientras, en la Plaça de l'Ajuntament, y bajo control, la muchedumbre dará rienda suelta a su entusiasta diversión propiciada por el binomio Ribó-Fuset en Nochenueva.

Como es tradicional, la hostelería ofrece diversas opciones de fiesta en esa noche, con la barra libre como estrella y gran atracción alcohólica. La sala Canal, de Pinedo, celebra además sus Bodas de Oro, o séase, medio siglo de vida. Sin embargo, la excepcional y elegante gala Fin de Año-Nochenueva programada para el Jardín de Azahares, con Los Diablos y Agustín Ramírez y Santi Carulla de Los Mustang, más una orquesta que preparaba el maestro Manuel Tomás, ha tenido que ser anulada al no registrar el mínimo de reservas exigible, según comunica el organizador, Andrés Sanchis. ¿Crisis económica en la alta sociedad valenciana?

Crisis llorosa la del niño de siete años Daniel García, al no resultar ganador de «La Voz Kids» como se esperaba. La ganadora fue la tinerfeña Irene Gil, de doce muy desarrollados años, según el vídeo emitido por Antena 3 de la final celebrada hace varias semanas, que pero que se emitió el pasado viernes, tal vez como inocentada previa al Día de Inocentes para quienes todavía creen en la farsa del directo. La valenciana Melani García, ganadora de la edición anterior, apareció vestida de raro como invitada junto a otros ya creciditos ganadores de años pasados. Y Eva González sigue representado el papel de presentadora.

La magia de la Navidad, que también es una farsa, la llevó el valenciano Jammes Garibo a la Casa de la Cultura de Bétera, donde presentó su espectáculo «The One Show». Ganador del premio Merlet Magic 2019, Jaime realizó sus artes de gran ilusionista, que es lo que ciertamente son los llamados «magos», porque la magia, lógicamente, no existe. Trucos ciertamente espectaculares, ayudado por la bella Rocío, y participación de su padre, Garibo, de quien aprendió. Jammes, junto a otro valenciano, Salvador Vicent, Yunke, forman, sin duda, la pareja de mejores ilusionistas de España, por encima de farsantes que simplemente son «cuentacuentos».

Los chinos celebran el año nuevo en otra fecha, como Wei Yang, un hombre con restaurante cercano al teatro Olympia, pero que se llama Paco tras haberse convertido hace años al catolicismo. Pero el 2020 llega para todos. Y «la vida alegre» desea una vida alegre a diestros y siniestros€

Compartir el artículo

stats