31 de agosto de 2020
31.08.2020
Levante-emv

El ejemplo de Mar y Victoria

30.08.2020 | 23:30
Mar y Victoria, al fondo, en la final del Elite de Raspall.

M ar y Victoria conquistan un nuevo éxito en el torneo Elite Bankia de Raspall. La jugadora de Bicorp sigue sumando títulos en una carrera deportiva ejemplar. Su triunfo en el Elite World de One Wall, ante las mejores del mundo, la convierten en una de las leyendas de la pelota femenina. Ha sido un ejemplo de perseverancia y compromiso. Y de tener las ideas claras. En unos años será licenciada en medicina. Dedicará su vida a un servicio a los demás y tendrá en el juego de pelota una afición preciosa de la que guardará el mejor de los recuerdos. Y agradecerá a sus padres el esfuerzo de haberla ayudado a atravesar la adolescencia y juventud con una sana afición. Victoria de València, con raíces en tierras aragonesas, encandila con elegantes golpes de derecha e izquierda. No hay técnica que se le resista. Cada día se supera más. Tiene en su amiga Mar un referente. Y en su padre y hermano el sostén emocional que la acompaña en sus sueños como deportista. Mar y Victoria protagonizan uno de los capítulos más bellos de la senda poética que acompaña al Joc de Pilota.

La pelota femenina no es una moda. Y su expansión ha tenido mucho que ver con la apuesta valenciana por la internacionalización. Holanda siempre tuvo hacia el deporte femenino de la pelota un cuidado igualitario. Allí las finales de sus campeonatos congregan a cientos de aficionados. Cuando en Valeència sólo veíamos a Ana Belén comenzar a jugar con el club de Borbotó, en Holanda, hace más de veinte años se organizaban campeonatos femeninos al mismo nivel que los masculinos. Sin embargo hoy las pelotaris valencianas igualan y superan incluso el nivel de las mejores jugadoras holandesas. En el ámbito vasco no han querido quedarse atrás y su apuesta por torneos femeninos debidamente promocionados desde la propia televisión hacen pensar que aspiran a tener futuras campeonas en la modalidad de One wall, la más internacional de todas y seguramente la más fácil de promocionar ya que se puede jugar en cualquier muro.

En Valencia los aficionados responden masivamente en las grandes citas de la pelota femenina, generalmente al Raspall. Han llenado trinquetes como Pelayo y Alcàsser y han protagonizado partidas de un nivel técnico digno de entusiasmar a las gentes. Desde la Federació de Pilota se miman sus competiciones y cada vez hay más clubes que apuestan decididamente por la presencia femenina. Justamente en estas fechas la entidad federativa da un paso más en la política de igualdad y convoca la tercera edicion un torneo mixto en el que los equipos serán parejas de hombre y mujer. En el impulso de estas iniciativas ayudó la apuesta de la que fue diputada de deportes Isabel García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook