Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La educación marcha en Almussafes sobre 4 ruedas

La instalación de la Ford a finales de los 70 marcó un antes y un después en la ciudad

las transformaciones demográficas de los pequeños municipios tiene una correlación directa en el mundo de la docencia, en el que aparecen nuevas necesidades nunca antes conocidas.Primera escuela construida en la localidad. f ayuntamiento de almussafes Cerca de los años sesenta tomó forma una nueva instalación. f Levante-EMVEl maestro Cardona, que impartió clases en el siglo XIX. Maestro Trilles que ejerció la profesión en la localidad a principios del siglo XX. f Levante-EMVCentro que se edificó en los años ochenta para dar respuesta a la nueva llegada de vecinos tras el establecimiento de la multinacional automovilística. f cariocaEl edificio actual es de 2001. f levante-emv

La instalación de la factoría Ford a finales de los años 70 en Almussafes marcó un antes y un después en la ciudad y la educación fue uno de los sectores que mayores cambios experimentó.

Cientos de familias procedentes del centro y sur de España llegaron con sus hijos a tierras valencianas y ello provocó un aumento espectacular en el número de alumnos, según explicó Cecilio Alcaraz, profesor jubilado y cronista de Almussafes, en la conferencia «Més d'un segle d'escoles, mestres i alumnes».

Hasta los años 70, la historia educativa de Almussafes había sido similar a la de otras localidades. Todo empezó en 1867 cuando el ayuntamiento construyó la primera escuela en la calle San Vicente. Tan solo contaba con un aula, una casa-habitación para el maestro, servicios, patio y un terreno sin edificar. En 1929 y 1936 se redactaron sendos proyectos para construir nuevas escuelas de 10 y 12 aulas para niños y niñas, además de aulas para párvulos. Pero el estallido de la Guerra Civil, entre otras cosas, frustró estas iniciativas.

Décadas de retrasos

Durante diversas décadas los niños sólo contaban con el aula de la calle San Vicente y «les escoles de la torre», ubicadas en una casa señorial que rodea la torre árabe y que el ayuntamiento almusafense había alquilado. Aunque el sitio no presentaba las mejores condiciones: el balcón era el patio de recreo y las pizarras estaban pintadas en la pared.

Desde el frustrado proyecto de 1929 hasta que se construye por fin un nuevo centro en 1958, Almussafes sigue pendiente de tener una escuela y ello a pesar de que la población aumentó en 600 personas, la mayoría niños. En 1958 se levantó el nuevo colegio que recibió el nombre de Salas Pombo y posteriormente fue rebautizado como Almazaf. Aún así, inicialmente no se construyeron tantas aulas como había previstas, hasta que en 1968 se amplió con 4 aulas más y fueron añadiéndose clases hasta 1979.

Boom educativo

Cuando empezó a construirse la multinacional Ford se inició el boom educativo. En 1974 aumentó el número de matriculaciones. En 1979 la empresa automovilística abrió sus puertas y se tuvieron que instalar 12 nuevas aulas en tan solo un año. Durante el curso 1979-1980 la escuela estaba formada por 24 unidades de EGB, 2 de educación especial y 6 de párvulos. En tan solo una década se había pasado de 14 grupos a 32, explica el cronista local.

Tan sólo de un pueblo de Jaén llegaron más de 100 familias. En los años 80 las matriculaciones siguieron aumentando, llegando a haber 1.119 alumnos y 39 profesores en el curso 1987-1988. «Más alumnos, pero en el mismo centro», advierte Alcaraz. La falta de espacio en el Almazaf era tal que se daba «Ética en la sala del teléfono y también se guardaba allí material», cuenta este antiguo profesor.

No obstante, el ayuntamiento costeó la contratación de profesores especializados y psicólogos, unos servicios que por aquellos años no se ofrecían en otras poblaciones. Por fin, en 1991 se inauguró el nuevo centro de El Pontet, aunque éste sólo consiguió resolver mínimamente los problemas de espacio. Además, cuando se dispusieron a remodelarlo para adaptarlo a la Logse se descubrió que sufría aluminosis y se tuvo que derribar y construir de nuevo. Las instalaciones se volvieron a abrir en 2001.

Compartir el artículo

stats