La solución del Consell al cruce más peligroso no agrada a Real

Carreteras propone al consistorio redireccionar el tráfico para reducir la siniestralidad mientras los técnicos estudian la alternativa definitiva 

El ayuntamiento sostiene que un cambio de sentido en algunas calles creará «un embudo» en otros puntos

Varios vehículos circulan por el peligroso cruce de la CV-50 en uno de los accesos de Real.

Varios vehículos circulan por el peligroso cruce de la CV-50 en uno de los accesos de Real. / J. M. López

Rubén Sebastián

Rubén Sebastián

El Consell ha propuesto al Ayuntamiento de Real un cambio en el sentido de la circulación del tráfico como alternativa rápida y segura a la conflictiva intersección de la CV-50 en la que hace un mes perdió la vida un joven motorista involucrado en un accidente de tráfico. Sin embargo, no se antoja como la solución definitiva, ya que el gobierno autonómico y el consistorio se han emplazado a una nueva reunión de trabajo para seguir analizando el problema.

El gobierno del Botànic proyectó la construcción de una rotonda para reducir la peligrosidad del cruce, sin embargo, tras las elecciones, los nuevos gestores del Consell han optado por estudiar la solución planteada entonces por si se encuentra una alternativa que se considere más adecuada. 

De momento, el área de Infraestructuras planteó al consistorio un cambio de sentido en algunas calles para reducir el volumen de tráfico que confluye en la crítica intersección, situada en uno de los accesos principales de Real, junto al río Magro. 

Su situación ha generado problemas durante décadas. Por un lado, se encuentra la carretera, que atraviesa la población y por la que circula un gran volumen de tráfico, especialmente los fines de semana. A ella se añaden dos calles en sentido perpendicular y una tercera que, por su cercanía a estas dos, convierte el punto en una encrucijada en la que pueden encontrarse vehículos desde cinco direcciones diferentes.

Sin embargo, la propuesta planteada por el Consell no agrada al consistorio. «Cambiar la dirección de algunas calles para evitar el punto conflictivo podría generar otros problemas. Creemos que supondría crear un embudo en otros lugares, sobre todo llevaríamos más vehículos a la zona escolar», explica al respecto el alcalde de Real, Gerardo López

Alternativa de 2004

El ayuntamiento es firme defensor de la construcción de una rotonda. De hecho, el propio López recuerda que hace dos décadas ya se pensó que sería la mejor solución. «En 2004, tres hermanos del pueblo, que hoy en día son reconocidos por sus trabajos urbanísticos, diseñaron la rotonda y regalaron al ayuntamiento el proyecto. Tras pasar muchos años en el cajón y sufrir no pocos accidentes, lo compartimos con el Consell. Lo estudiaron y nos presentaron esa misma solución», indica López.

Rotonda prevista en un primer momento.

Rotonda prevista en un primer momento. / Levante-EMV

El proyecto quedó paralizado con el cambio de gobierno. Fuentes del área de Infraestructuras ya explicaron, en su momento, que querían estudiarlo y repensarlo. De igual modo, subrayaron que esto no implica abandonarlo, ya que suprimir el conflictivo punto se encuentra entre las prioridades del Consell. Son conocedores del problema que representa y quieren darle solución.

En las próximas semanas, los técnicos analizarán el peligroso cruce. Del estudio deberá salir un proyecto definitivo que el ayuntamiento espera como agua de mayo. «Todos tenemos claro que ese punto negro tiene que desaparecer de nuestras carreteras, ojalá pronto tengamos la mejor solución posible y podamos anunciar cuanto antes el inicio de las obras», concluye el alcalde.