Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obras

Oliva no obligará a restituir las aceras a quienes no usen los garajes para coches

Los grupos municipales estudian una modificación de la ordenanza para evitar el desembolso de dinero a los propietarios en tiempos de crisis

Oliva no obligará a restituir las aceras a quienes no usen los garajes para coches

Oliva no obligará a restituir las aceras a quienes no usen los garajes para coches

El Ayuntamiento de Oliva ha decidido flexibilizar la exigencia de que todas aquellas viviendas del municipio que tengan las aceras rebajadas estén obligadas a pagar la tasa de vado al presumir, por defecto y según la ordenanza, que hacen uso del garaje, una cuestión que ha generado polémica entre los grupos que forman parte del gobierno municipal.

Durante la Junta de Portavoces que tuvo lugar ayer, donde se trató la cuestión de los vados, la representante del PSPV, Ana Morell y la de Compromís, Imma Ibiza, acordaron estudiar una modificación de la normativa reguladora para retirar de la misma el polémico punto y que los propietarios no tengan obligación de restaurar la acera a su estado natural si no hacen uso del parking.

Mientras se discute ese cambio, en los próximos meses, el Gobierno local seguirá adelante con el procedimiento de inspección iniciado para tratar de averiguar qué casas utilizan sus garajes y no pagan vado pero eliminando la exigencia de la acera. De hecho, según explicaba ayer a este periódico Ana Morell, concejala de Hacienda, «en los últimos requerimientos que se han enviado no aparece por ninguna parte la cuestión del bordillo».

La socialista apuntaba que «no es una medida definitiva» y que se toma de forma cautelar «hasta que se estudie la modificación de la normativa porque somos sensibles con la situación de dificultad por la que atraviesan las familias».

Ibiza, por su parte, matizaba que el acuerdo alcanzado tenía una vigencia permanente desde ya y recordaba que existen una serie de viviendas que por tamaño están obligadas a disponer de garaje y, por lo tanto, del bordillo rebajado. «No es lógico que se presuma que por el mero hecho de disponer de rebajo ya se está haciendo uso del garaje», apuntaba. En todo caso, aseguraba que «se están realizando inspecciones para comprobar quién guarda el coche y quien no y si alguien lo está haciendo y no se pone el vado tras requerirles hay que sancionarlo o se le pondrá un bolardo a la puerta, como han hecho otros municipios».

Y es que, en lo que sí que están de acuerdo la totalidad de la corporación es en que todo aquel que tenga vado y lo utilice debe pagar y el ayuntamiento debe velar por ello. La tasa municipal regula el uso de la para entrar el vehículo a la cochera y no por disponer de un espacio reservado delante la puerta para que nadie aparque.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Oliva inició el procedimiento de inspección para aflorar aquellas viviendas que estaban haciendo uso de sus garajes particulares sin hacer frente a la obligación de pagar el vado. Gracias a esto, en los últimos mese ha habido 120 altas nuevas.

La ciudad ingresa anualmente unos 130.000 euros en concepto de vado y según las cifras que maneja Morell, podría estar dejando de percibir otros 130.000.

Por cierto que durante la junta de portavoces, Pepe Salazar, de Gent d'Oliva, exigió que se cumpla el acuerdo de pleno que reclamaba la modificación de la ordenanza de vados.

Compartir el artículo

stats