Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Podemos promoverá una agrupación de electores pero no podrá forma parte de ella

Los simpatizantes refrendan la decisión mediante una votación en la que solo participaron 77 personas Martín reconoce que «hay decepción»

Podemos, o al menos su dirección (el Consejo Ciudadano), no podrá participar en la agrupación de electores que, sin embargo, pretenden promover para participar en las elecciones locales del próximo mes de mayo en Gandia.

Es, y así lo reconocen los propios miembros de la formación, una situación extraña que, a pesar de todo y aunque se reconocen «decepcionados» acatan.

Y es que, según las normas que vienen marcadas por la dirección general del partido, en Madrid, las siglas de Podemos no se pueden ver mezcladas con las de otros partidos y, ni siquiera con listas formadas por ciudadanos independientes. Como la marca del partido de Pablo Iglesias la representan los miembros del Consejo Ciudadano local (de Gandia en este caso), estos tienen vetado participar en ninguna lista, es decir que ni Ángel Martín, secretario general, ni nadie de su equipo directivo pueden optar a un puesto de concejal en el Ayuntamiento de Gandia.

Sin embargo, paradójicamente la formación sigue adelante en su empeño de promover una agrupación de electores a la que apoyaría y para la que pediría el voto y en la que sí que pueden participar, en cambio, personas que formen parte del «círculo» de Gandia de Podemos.

De hecho, así lo han refrendado los ciudadanos que desde el pasado 26 de febrero y hasta el 2 marzo votaron la propuesta de crear una agrupación de electores a través de la participación de Podemos. El proceso no ha sido excesivamente participativo, en tanto que solo han votado 77 personas, de las cuales 42 votaron a favor y 35 en contra.

Ángel Martin, secretario general de Podemos en Gandia reconocía ayer a este periódico que el proceso marcado desde Madrid y las decisiones tomadas por la dirección nacional «han provocado que mucha gente se enfríe». Eso se traduce en un notable descenso de la participación en las asambleas.

«Se ha generado bastante desánimo porque la gente, en ocasiones, va por delante de la política. Los ciudadanos querían votar a Podemos en Gandia y ahora lo tienen muy complicado, el proceso queda seriamente dañado», reconoce el secretario general de la formación.

El máximo dirigente del colectivo en la capital comarcal asegura, pese a todo, que «aunque no es lo que habríamos deseado, en tanto que nuestra intención era la de poder participar en los comicios, en el momento actual seguramente sea la mejor decisión».

El objetivo del nuevo partido es volcar todos los esfuerzos ahora en las listas autonómicas y para las agrupaciones locales la consigna es «que no haya una vinculación directa entre una agrupación de electores y Podemos».

Se trata, sin duda, de un mecanismo de protección del grupo para evitar que personas que no representan el espíritu de este nuevo partido puedan aprovechar la ocasión para meter la cabeza en política. «Somos miembros de Podemos y, como tal, tenemos una responsabilidad que pasa por acatar ciertos posicionamientos», reconoce Ángel Martín.

Compartir el artículo

stats