Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«El pacto se puede reeditar tranquilamente;Creo que es fácil de solucionar»

«El pacto se puede reeditar tranquilamente;Creo que es fácil de solucionar»

«El pacto se puede reeditar tranquilamente;Creo que es fácil de solucionar»

Usted, que parecía que ya lo tenía todo hecho en política, regresa por la puerta grande.

Bueno, yo nunca me he ido del todo. Después de la cuarta legislatura como alcalde tuve un accidente muy grave, estuve mucho tiempo pendiente de recuperarme bien porque surgieron muchas complicaciones y, posteriormente, me tuve que preocupar por mi futuro profesional. Cambié de empresa y equipo de trabajo, estuve cinco años trabajando en la alta velocidad hasta que llegué a ser director general. Después, cansado de viajar, me contrataron para montar una empresa a la entrada de Alzira. Me gustó el proyecto y me dediqué seis años a trabajar allí mañana, tarde y noche para que la empresa funcionara bien. Unos años más tarde me surgieron complicaciones físicas, aún por culpa del accidente, y me dieron una incapacidad y ahora llevo una vida más tranquila. Por ello, viendo la situación del municipio y lo muerto que está, que no funciona la industria, la naranja es un desastre, la situación de las finanzas municipales es terrible y que los 16 años de gobierno del PP nos han hundido en la miseria, unido a la insistencia de mis compañeros de EUPV, he decidido regresar y hacerlo con muchas ganas.

La mayoría de partidos apuestan por la renovación, sin embargo, EUPV ha seguido el camino inverso. ¿Puede eso jugar en contra de su formación?

Creo que no. La experiencia es un grado. De todas formas, nosotros renovamos la lista por completo, menos en mi caso. El resto son nuevos y son ellos los que me han empujado a liderarlos y yo lo hago muy a gusto.

De usted se ha dicho que siempre ha estado manejando el partido en la sombra.

Me fui una temporada, y a qué mala hora, porque si hubiera estado la tránsfuga no habría entrado nunca. Pasé una época en la que no estaba en Tavernes porque estaba viajando continuamente y no podía estar tan ligado al partido. Yo soy militante, primero del Partido Comunista y después de Esquerra Unida, desde los 18 años, así que he estado siempre, con más dedicación o menos dependiendo de mis compromisos profesionales y mi salud. No me he ido nunca.

Ha sido una legislatura extraña. Eran fieles al pacto y, sin embargo, no han podido participar del gobierno.

Sí que participábamos porque nosotros manteníamos reuniones constantes con el PSPV y Compromís. Hemos hecho un trabajo de tutela, de intentar ponerlos de acuerdo. De hecho, creo, y ellos también lo reconocen, los presupuestos se han aprobado gracias a nuestra mediación. Por desgracia, nos retiramos porque la situación entre los dos partidos no era agradable y nos resultaba muy incómodo estar en medio.

Desde fuera, ¿qué cree que ha motivado la ruptura?

Las elecciones europeas. El cambio en las relaciones se produjo por esa época. Hubo quien, a mi entender, hizo una lectura muy errónea del resultado pensando que castigaban su confluencia con otra fuerza para formar gobierno. Yo creo que eso fue un error porque a quien castigaron lo hicieron a nivel estatal, no se juzgaba en esos momentos la actuación municipal. Durante los tres primeros años, la acción del Gobierno local en Tavernes ha sido magnífica porque la situación en la que dejó el ayuntamiento el PP era muy desastrosa. Se han resuelto los pagos pendientes de un montón de millones y algunas cosas no se han hecho bien, probablemente porque se rompió el pacto.

Da a entender que para usted el primer paso lo dio el PSPV.

Cuando se produce una ruptura la culpa la tienen las dos partes. El PSPV empezó porque hizo una mala lectura de los resultados de las europeas y Compromís se equivocó porque fue incapaz de crear un equipo para trabajar de forma conjunta. Esas rencillas, que al principio eran pequeñas, han ido creciendo y ha acabado provocando el distanciamiento y la ruptura. Creo que el PSPV se agarró a alguna excusa como el muro del río Vaca para romper el pacto y le echó en cara al alcalde otras rencillas. En todo caso, creo que es un tema que se puede revitalizar tranquilamente, sin sofocarnos y que es fácil de solucionar.

Entonces, están dispuestos a reeditar el pacto.

Yo creo que sí. Nos debemos poner de acuerdo, y es fácil porque había una línea marcada y acordada por los tres partidos. Yo no acabo de entender por qué se rompió. Este municipio necesita que estemos unidos, tenemos muchos problemas graves. El tema de la canalización del Vaca y la legalización del Vergeret, el endeudamiento del ayuntamiento, el desvío de la carretera. Debemos pelear juntos con un gobierno progresista que cambie las reglas del juego.

Podemos no se presenta. ¿Tiene capacidad EUPV para absorber esos apoyos?

No tenemos ninguna intención de absorber a nadie. Hemos estado reuniéndonos con Podemos porque entendíamos que era una opción coherente con nuestra política de convergencia y nos seguiremos reuniendo con ellos. Tenemos un compromiso con Podemos de discutir el programa electoral y lo cumpliremos. Les propusimos una unión tipo Guanyem para las elecciones pero nos dijeron que no estaban preparados, algo que nos parece muy sensato. Nosotros seguiremos colaborando con ellos.

¿Con qué programa se presenta EUPV a las elecciones?

La situación económica es nefasta, hay mucha gente en el paro y debemos hacer las políticas necesarias para facilitar que las industrias que antes funcionaban en Tavernes, y otras nuevas, vuelvan a funcionar, también que los almacenes de naranjas se revitalicen, es imprescindible. Hay experiencias en otros municipios para incentivar la creación de cooperativas que son distintas a las que conocemos. No vamos a hacerlas nosotros, lógicamente, pero sí incentivarlas. Otra cuestión que estamos estudiando son las iniciativas de trabajo asociado. Yo he trabajado con algunas para subcontratarlas y funcionan de maravilla. Además está el turismo. El ayuntamiento debe promover que el componente familiar de la playa vaya a más. Habrá que resolver algunas cuestiones de infraestructuras como el colector, que es un despropósito a nivel técnico.

Compartir el artículo

stats