Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En Urgencias ya no se mojan

El hospital de Gandia acaba las obras para solucionar una de las pifias del proyecto, con un acceso a cielo descubierto

En Urgencias  ya no se mojan

En Urgencias ya no se mojan

Por incomprensible que parezca, una de las pifias más llamativas en el enorme y complejo proyecto que supuso la construcción del nuevo hospital Francesc de Borja de Gandia se encontraba en el acceso al área de Urgencias. Ese punto carecía de una cubierta para las ambulancias, algo que, a todas luces, resulta esencial porque, de lo contrario, en días de lluvia no se podía evitar que se mojaran el paciente y los profesionales que lo trasladan. Tampoco resulta conveniente realizar esas maniobras, muy delicadas en el caso de que esté ingresando una persona en una situación crítica, a pleno sol del verano, más aún cuando se trata de un lugar encarado a poniente.

Por eso uno de los primeros aspectos que planteó la Conselleria de Sanidad Universal fue modificar ese acceso mediante la construcción de una pequeña cubierta en la que pudiera resguardarse una ambulancia. Aprovechando el proyecto, también se ha remodelado el resto del área circundante a Urgencias, de manera que resulta más sencillo acceder a la galería de ese departamento para quienes acuden con su coche.

Fuentes de Sanidad consultadas ayer por este periódico indicaron que con esa pequeña cubierta también se evita que el sol entre directamente en el área donde permanecen algunos de los trabajadores de Urgencias.

Paralelamente, la dirección del centro ha dado solución a la demanda de trabajadores del centro que habitualmente se desplazan en bicicleta y que habían sufrido robos o desperfectos en esos vehículos mientras estaban estacionados en el área abierta. Para garantizar la seguridad y animar a la movilidad sostenible, se ha adecuado un espacio cerrado y restringido a los usuarios de la bici.

El centro sanitario de referencia para cerca de doscientas mil personas de la Safor y una parte de la Vall d'Albaida tiene otras deficiencias que se tratan de corregir, como el reducido espacio para los pacientes y acompañantes que queda en áreas de Consultas Externas, uno de los servicios más utilizados. Aunque a más largo plazo, la Conselleria de Sanidad estudia que servicios que ahora están saturados o que pueden prestarse más cómodamente fuera del hospital se trasladen en un futuro al centro de salud que se prevé construir en el solar que quedará cuando se derribe el viejo hospital comarcal del paseo de les Germanies.

Compartir el artículo

stats