Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lluvias

Protestas por el pésimo estado del parking del Gregori Mayans

La lluvia provoca enormes charcos en toda la campa por culpa de los socavones, lo que impide a los usuarios poder estacionar sus vehículos

El parking de tierra y piedras ubicado frente al colegio Gregori Mayans de Gandia ha vuelto a ser motivo de enfado de los usuarios durante estos días en los que la lluvia ha hecho acto de presencia.

Enormes charcos impedían, aun ayer, moverse con facilidad por este espacio, generando una importante incomodidad para el conductor una vez se queda el coche estacionado y toca ir a pie.

De hecho, la afluencia de vehículos era mucho menor, algo poco de extrañar por el estado en el que se encuentra, como se puede apreciar en la imagen que acompaña esta información.

El problema que sufre esta campa no es nuevo y viene de años. En el año 2013, el Gobierno local del PP realizó una serie de trabajos para que no se produjera esta situación cuando lloviera. Sin embargo, el hecho de que sea de tierra y el continuo uso que se le da a esta zona de aparcamiento, ha hecho que vuelven a aparecer los mismos problemas. Una usuaria señalaba ayer que «es una vergüenza» la situación en la que se halla este parking.

Es más, incluso cuando está seco, son muchos los que renuncian a estacionar sus vehículos allí, ya que los enormes socavones que se han generado en los últimos años suponen un peligro para los bajos de algunos vehículos. La misma situación se reproduce en el parking anexo, el que está junto al de Les Ànimes, junto a la guardería Wilson, también de tierra.

Compartir el artículo

stats