Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arrendamiento social del ayuntamiento como alternativa

El consistorio cuenta con 40 pisos destinados a este fin en el renovado complejo de la plaza de Les Xocolateres

No todos pueden pagar los precios a los que están los alquileres en Gandia en estos momentos. La crisis ha dejado un reguero de familias con ingresos tan justos que, en muchas ocasiones, deben elegir si pagar el alquiler o comer.

Ante esta tesitura, el Ayuntamiento de Gandia optó hace unos meses por sacar una partida de 40 pisos ubicados en la plaza de Les Xocalateres, el anterior grupo Simancas, en alquiler social. Lo que es lo mismo, viviendas por las que los inquilinos pagarían entre 180 y 360 euros, dependiendo del tipo de pisos y de las rentas.

Como en su día publicó Levante-EMV, más de 200 personas se interesaron por acceder a uno de estos alquileres sociales, aunque finalmente solo pasaron el filtro 78 aspirantes ya que los otros 138 no pudieron acreditar mediante documentación que tenían ingresos de forma continua, lo que, a criterio del ayuntamiento, pone en riesgo el pago de las cuotas mensuales.

Todos estos ejemplos revelan el gran problema que existe actualmente con la vivienda. Desde que estallara la crisis se ha convertido en el principal factor que marca el límite de la exclusión. Pese a ser un derecho constitucional, se ve socavado en muchas ocasiones debido a factores como, precisamente, los altos precios.

Escasez de vivienda privada

En lo que respecta a la vivienda de propiedad privada, uno de los condicionantes que ha elevado su precio es, precisamente, su escasez. Como publicó este periódico hace unos meses, en la actualidad prácticamente no existen pisos disponibles para arrendar. Además, cuando alguno sale en oferta es alquilado en apenas unos días.

Esta situación ya ha saltado del centro de la ciudad, donde empezó el problema, para instalarse también en los barrios de la periferia.

Compartir el artículo

stats