Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia y arzobispado, en plena sintonía

El ayuntamiento firma el convenio para la permuta de propiedades, lo que permitirá construir una iglesia en el sector de les Foies del Grau ? Diana Morant recuerda los acuerdos para reabrir el Museu de Santa Clara y la cesión del templo del Beato

Gandia y arzobispado, en plena sintonía

Gandia y arzobispado, en plena sintonía

Si alguien cree que los gobiernos de izquierda se llevan mal con la Iglesia, Gandia lo desmiente de forma rotunda. Y no solo en aspectos que pueden considerarse puramente administrativos, sino también mediante la firma de acuerdos dirigidos a mantener servicios pastorales o de culto católico, algunos edificios públicos.

En el día de ayer se produjo una de esas fotografías que demuestran la buena sintonía que el Gobierno de la alcaldesa Diana Morant mantiene con el Arzobispado de València, a cuyo frente está el cardenal Antonio Cañizares.

Representantes del consistorio y de la diócesis firmaron un documento que permite permutar tres parcelas cuyo titular es la Iglesia por un solar municipal situado en el nuevo sector de les Foies, entre el Grau y el cauce del río Serpis. Las tres parcelas del arzobispado son la plaza situada ante la ermita de Marxuquera, el solar del antiguo colegio Jesús Obrero, en Santa Anna, y el edificio y parcela de la ermita de Sant Vicent, junto a la carretera de Almoines.

Por una parte, el ayuntamiento ya puede restaurar esa ermita y puede realizar obras para mejorar la plaza de Marxuquera. Por otra, el vicario general de la archidiócesis valenciana, Vicente Fontestad, señaló que existe interés para, en un futuro, construir una iglesia en les Foies. «Nos interesa más un espacio de culto que una plaza», dijo Fontestad al explicar el interés del arzobispado por ese solar, de 2.300 metros cuadrados.

Pero es que, en ese mismo acto, la alcaldesa y quien es primer colaborador del cardenal Cañizares recordaron que, en breve, se firmará otro acuerdo tan significativo como este, e incluso más si se analiza desde el punto de vista de la labor pastoral de la Iglesia Católica. El ayuntamiento ha decidido ceder, durante un periodo de 75 años, la gestión de la iglesia del Beato, de titularidad municipal, con la finalidad de que se mantenga el culto religioso en la misma. En ese lugar, correspondiente al complejo del antiguo convento de Sant Roc, se rinde culto al beatet Andrés Hibernón, una de las figuras que mayor fervor despierta en la ciudad, y también donde se guardan varias imágenes de las cofradías de la Semana Santa.

Y, todavía más, la alcaldesa se encargó de recordar ayer que no está lejos el acuerdo, de larga concepción, que permitió reabrir el Museu de Santa Clara con las imágenes, la mayoría religiosas, del convento de las franciscanas, que también requirió la cesión del edificio, en el antiguo hospital de Sant Marc, a un arzobispado que también llama a acudir a ese lugar no solo como centro cultural, sino para rezar o meditar ante algunas de las imágenes que allí se exhiben. Es decir, atribuyendo al conjunto de las obras de arte un carácter también pastoral. Diana Morant agradeció el papel jugado por el concejal Ciro Palmer en todas estas gestiones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats