Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oliva pide una ayuda para modernizar el polígono El Brosquil tras perder la de 2017

El ayuntamiento destinará gran parte de los 564.000 previstos a la instalación de un colector de aguas pluviales, del que carece actualmente - Se habilitará un carril bici y se instalarán cámaras

Oliva pide una ayuda para modernizar el polígono El Brosquil tras perder la de 2017

Oliva pide una ayuda para modernizar el polígono El Brosquil tras perder la de 2017

El Ayuntamiento de Oliva no quiere dejar escapar la segunda oportunidad que le da el Institut Valencià de Competitivitat Empresarial (Ivace) de la Generalitat para poder modernizar el polígono El Brosquil y por eso ha solicitado una subvención de 200.000 euros que se destinarán a mejorar los servicios para las empresas implantadas en la zona.

El consistorio pretende, de esta forma, resarcirse de la subvención de 245.385 euros perdida en el año 2017 por no cumplir los plazos y ante la imposibilidad de no poder tener las mejoras finalizadas antes del 31 de diciembre de ese mismo año.

Lo que ocurrió entonces fue que el departamento que entonces dirigía el concejal de Projecte Ciutadans d'Oliva, Blai Peiró, se encontraba en negociaciones con Telefónica para que esta empresa asumiera la instalación de la fibra óptica. De ese modo, retiraban esa partida de la ayuda del Consell y el ayuntamiento podía disponer de más dinero para realizar otras actuaciones. Aquellas conversaciones retrasaron la presentación de la solicitud y la Generalitat no aceptó una prórroga.

La propuesta para solicitar la nueva ayuda fue elevada al pleno por el alcalde, David González, y apoyada por todos los grupos de la corporación de forma unánime.

El polígono El Brosquil de Oliva dispone de una ocupación del 72%, con un total de 38 empresas implantadas ahora mismo.

El proyecto prevé una inversión de 564.000 euros, de los que 200.000 serán aportados por el Ivace si finalmente se aprueba la concesión de la ayuda al consistorio. Prácticamente la mitad del dinero irá destinado a la instalación de 750 metros de tubo del colector de aguas pluviales, una infraestructura de la que actualmente carece esta zona, lo que provoca inundaciones en periodos de fuertes lluvias. En algunos puntos donde no existía, se realizará la separativa entre el colector de pluviales y el de aguas residuales. En todo el polígono se instalarán 45 imbornales.

También se llevarán a cabo actuaciones para garantizar la accesibilidad del polígono, con la creación de 33 rampas. Se construirá un carril bici, se habilitará una «pantalla vegetal» entre la zona industrial y la carretera de Pego, se pondrán cuatro paneles con el directorio de las empresas y se embellecerán las rotondas con el nombre del polígono con letras grandes. Se cambiarán las direcciones y se mejorará la señalética, lo que permitirá ganar puestos de aparcamiento.

El alcalde, David González, explicó a Levante-EMV que su objetivo es no esperar a que llegue la subvención y realizar una modificación de crédito para empezar a trabajar ya, independientemente de que después se apruebe la ayuda. Aparte de este proyecto, el ayuntamiento va a invertir una parte del remanente de tesorería positivo del 2018 en otras actuaciones como el cambio de las luminarias por lámparas LED en todo el polígono y la instalación de cámaras de seguridad.

Compartir el artículo

stats