Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palma restringe el agua potable al detectar niveles de nitratos no aptos para el consumo

La prohibición para beber y cocinar se alargará durante varias semanas, hasta que finalicen las obras del nuevo depósito de suministro

El casco urbano de Palma de Gandia.

El casco urbano de Palma de Gandia. ximo ferri

El Ayuntamiento de Palma de Gandia ha alertado a las vecinas y los vecinos de que el agua que corre por las cañerías de sus viviendas es «No Potable» en estos momentos. El anuncio lo hacía a través de los distintas vías de comunicación con las que cuenta el municipio: el bando, el servicio de WhatsApp y las redes sociales. Ni para beber ni para cocinar. Esa es la consigna después de detectar niveles de nitratos que hacen que no se apta para el consumo.

Y así se mantendrá, al menos, hasta finales de este mes de septiembre, cuando esté finalizado el nuevo depósito que suministra a la localidad.

El concejal de Sanidad, Adolf Minyana, explicaba ayer a este periódico que la problemática no es nueva y que en las próximas semanas mantendrán reuniones con la gestora del servicio para buscar una solución definitiva.

La explicación a la presencia de niveles altos de nitratos hay que buscarla en el origen mismo del servicio en Palma de Gandia. El municipio recibe el agua de dos fuentes, el Pou de Sant Miquel y el Manantial de la Murtera, que reparte el líquido al 50% a esta localidad y a Ador. De forma habitual, el agua que llega desde el Pou de Sant Miquel presenta niveles de nitratos altos. En Palma, un depósito mezcla este contenido con el que llega desde el manantial y eso hace que los nitratos bajen y, por tanto, sea apta para el consumo. Lo que ocurre es que el depósito está ahora neutralizado porque se está construyendo uno nuevo y los dos líquidos no pueden ser mezclados. El agua que llega a las viviendas actualmente, por tanto, es solo el de Sant Miquel, que, sin mezclar, es la que contiene los nitratos no aptos.

Así pues, los vecinos y las vecinas de Palma ya saben que en las próximas semanas deberán hacer acopio de agua mineral. Minyana explicaba ayer que el ayuntamiento está buscando algún sistema para poder suministrar tanto a viviendas como a negocios, aunque hay muchos aspectos que deben ser estudiados.

Mientras, el Gobierno local que dirige Inma Escrivà trabajará en buscar una solución definitiva a un problema que el municipio arrastra desde hace años.

El gobierno ha requerido a los vecinos a que aquel que precise más información al respecto se acerque al consistorio en horario de oficina para que se les puedan despejar todas las dudas que les surjan.

Compartir el artículo

stats