Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE pide a David González que deje la alcaldía si no va a ser "fiel" al pacto en Oliva

Salvador Femenia exige al nacionalista "que pase página"

El PSOE pide a David González que deje la alcaldía si no va a ser «fiel» al pacto en Oliva

El PSOE pide a David González que deje la alcaldía si no va a ser «fiel» al pacto en Oliva

Aunque en Oliva, el equilibrio del pacto botánico en el seno del gobierno local es difícil desde el mismo momento de la votación de investidura por las circunstancias que lo rodeaban en esos momentos, la sentencia del contencioso administrativo conocida esta semana y publicada por Levante-EMV que devolvía a la vicealcaldesa, Ana Morell, la licencia de obra de reforma de una vivienda de su propiedad que un año antes le había retirado el alcalde, David González, ha provocado una esacalada en la tensión entre Compromís, partido al que pertenece el primer edil, y el PSOE, del que forma parte Morell.

Las declaraciones de González recogidas ayer por este periódico en las que aseguraba que la resolución del juez se basa en «un error» y por lo tanto va a recurrir, han calentado mucho los ánimos en el seno socialista, tanto que la reacción ya ha saltado de la agrupación local y es la provincial la que ha respondido. Desde el partido confiaban en que esta sentencia pusiera punto y final al litigio judicial y, por tanto, empezaría a cerrar la herida que sangra abundantemente entre los dos líderes del gobierno de Oliva.

El secretario de organización del PSPV de la provincia de Valencia, Vicent Mascarell, ha pedido a González que «deje la alcaldía si no va a ser leal al pacto del Botànic». Con estas palabras, el también diputado y concejal del Ayuntamiento de Gandia, busca elevar el conflicto a las direcciones superiores, toda vez que, como recuerda, «se trabajó mucho en este pacto» y es uno de los ayuntamientos más importantes donde la coalición gobierna.

Mascarell recuerda a González que «es alcalde gracias a un pacto de progreso con el PSPV y ya es momento de que actúe como tal». Además, critica que el primer edil de Oliva utilice recursos públicos para «perseguir a un adversario político», algo que los socialistas «no vamos a consentir».

El dirigente provincial del PSPV asegura que, hasta el momento, este asunto ya ha costado 14.000 euros a las arcas municipales y que, de recurrir como es deseo del alcalde, «el gasto podría llegar a los 70.000 euros».

Vicent Mascarell no se quedó ahí y apeló a la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, a la que recordó que «en su día dijo que Oliva era Botànic», a lo que a renglón seguido añadió que «el PSPV lo demuestra cada día». Asimismo, pide a Compromís que «pare esta locura». El socialista, además, considera «increíble» que «en plena crisis sanitaria y económica nos esté haciendo perder el tiempo en estas cosas».

Sobre esta cuestión también se pronunció ayer el secretario comarcal de los socialistas en la Safor, Salvador Femenia, quien exigió al alcalde de Oliva que «pase página y se dedique a trabjar por el pueblo», a lo que añadía «que no abuse de la alcaldía para ir contra el PSPV porque no se lo vamos a consentir».

La tensión es palpable, por eso dirigentes provinciales y autonómicos del PSPV se reunirán mañana para analizar la situación. De entrada, los socialistas ya han exigido que se reúna «de manera urgente» la comisión de seguimiento del pacto de gobierno en Oliva, que se incluyó en las negociaciones para formar ejecutivo y cuya misión es mantener el equilibrio entre las dos fuerzas para evitar roces.

Aunque la relación interna del gobierno de Oliva no ha sido nunca la mejor, esta es la crisis, de momento dialéctica, más importante que, por el momento, han vivido en lo que va de legislatura.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats